Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hosbec cuestiona el plan Confianza de Camps y exige inversiones rentables

El presidente de la patronal hotelera Hosbec, Antoni Mayor, que también es miembro del comité ejecutivo de Cierval, aprovechó la reunión que mantuvo la patronal empresarial autonómica el pasado viernes con el consejero de Economía, Industria y Comercio, Enrique Verdeguer, para reclamar un cambio de rumbo en la política inversora del Consell.

Fiel a su espíritu crítico y reivindicativo, Mayor aprovechó su turno de palabra en el cónclave empresarial para solicitar al consejero que "se deben priorizar las inversiones rentables y autofinanciables, esto es, invertir en lo que lleva un valor añadido y con capacidad de generar nuevos recursos económicos". Y puso como ejemplo la construcción de un Centro de Alto Rendimiento Deportivo en Benidorm, una instalación que con una modesta inversión podría dar servicio a la oferta de alojamiento de todo Alicante, "se autofinanciaría en su funcionamiento, crearía puestos de trabajo y contribuiría a la desestacionalización de la actividad turística", lo que se puede interpretar como una alusión indirecta a la carrera de Fórmula 1 de la ciudad de Valencia, que Hosbec ha criticado por ruinosa. En relación con esta prueba, Mayor asegura que "en estos momentos tiene que replantearse y ver exactamente cuánto cuesta. Yo no lo sé y me gustaría saberlo para calibrar si nos lo podemos permitir".

Hosbec critica el despilfarro en obras inútiles que no generan riqueza

Estas declaraciones llegan justo cuando el Consell está negociando con el magnate Bernie Ecclestone que Valencia acoja la única carrera en España de Fórmula 1, para lo que debería anularse la de Montmeló, y el traslado de la prueba al mes de mayo.

Mayor también reclamó un mayor equilibrio territorial y el reparto equitativo de las inversiones del Consell, porque "en Valencia se ha invertido mucho en los últimos 15 años". Esta reivindicación la puso al mismo nivel que la de Camps cuando se queja de que el Gobierno no reconoce la población real valenciana.Mayor suele acompañar las críticas a la política inversora del Consell de comparaciones con otras ciudades o regiones españolas. Como la que realizó en esta oportunidad con Barcelona, una ciudad de la que dijo que "no ha hecho unos juegos olímpicos cada tres años para promocionarse". "Posicionó el destino con su organización y luego se ha dedicado a hacer ciudad, sin necesidad de estar permanentemente en primera línea", recordó.

"No puedes estar toda la vida queriendo ser el más glamuroso del globo", lanzó en una suerte de advertencia teñida de ironía. Según Mayor, "ahora toca hablar de otras cosas, como equilibrio o redistribución justa", dada la coyuntura económica general.

Y todo ello a colación de la necesidad de repartir las inversiones entre todo el territorio valenciano en función de la realidad sociopolítica. "Si Camps se queja de que el sistema de financiación de las comunidades autónomas no reconoce que en la Comunidad Valenciana viven cinco millones de personas, lo mismo podemos decir nosotros de la financiación de los municipios turísticos", dijo Mayor. Y, como suele hacer, puso como ejemplo Benidorm. "La ciudad tiene que ofrecer servicios a más de 200.000 personas todo el año y a todos los efectos solo nos reconocen poco más de 70.000". Y se preguntó por el número de policías de Alcoi en comparación a Benidorm, ambas con casi la misma población.

Por eso Mayor criticó lo que calificó como "las deficiencias" para los municipios turísticos del Plan Confianza que lanzó el Consell. "Este plan contempla una dotación económica basada en el criterio de habitantes censados, lo que perjudica a los municipios turísticos por la importante población flotante" que no figura residiendo en la ciudad.

Para el presidente de la patronal Hosbec, ahora de ámbito autonómico, "los políticos de todo signo se han tomado el turismo desde un punto de vista folclórico, creyendo que funciona solo, y no es así". "Solo con que el 5% del dinero que se ha despilfarrado se hubiera invertido en los municipios turísticos, ahora los tendríamos puestos al día", aseguró. "Se han hecho muchas obras y cosas sin sentido, como aeropuertos que no sirven para nada, autovías por las que no pasa nadie... en definitiva, infraestructuras que no aportan nada a la economía productiva porque no tienen rentabilidad alguna".

Finalmente, el presidente de Hosbec también recordó a Verdeguer que está pendiente de resolver la petición que realizaron los empresarios del sector para permitir la instalación de mini-casinos en determinados establecimientos hoteleros de la Comunidad Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2011