Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castedo: "El principal beneficiado de paralizar el PGOU sería Ortiz"

La alcaldesa en funciones de Alicante, Sonia Castedo, se mostró ayer partidaria de continuar con la tramitación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad a pesar de que el juzgado ha decidido imputar a su redactor, Jesús Quesada, al promotor Enrique Ortiz y a su mujer, Manuela Carratalá.

Castedo afirmó que si no se aprueba el PGOU, "el principal beneficiario" sería Enrique Ortiz y se mostró en desacuerdo con la petición de Esquerra Unida y Coalició Compromís, que solicitaron su paralización entre tanto no se sustancien las posibles responsabilidades penales que puede generar la instrucción del caso en el juzgado.

La regidora pretende mantener la tramitación porque Ortiz "controla a día de hoy en la ciudad de Alicante con el PGOU de 1987, aproximadamente el 80% del suelo", mientras que si se aprobara pasaría a controlar el 30%, "porque se amplía el suelo y habría muchísimos más propietarios".

El portavoz de Compromís en las Cortes, Enric Morera, acusó a Castedo de "falta de moralidad, ética y rigor" por haber reconocido que recibió regalos de Ortiz en una época en la que, según ella, no estaba mal visto, lo que para Morera es el reconocimiento de haber incurrido en "cohecho". "Una muestra de la decadencia de estas Cortes", añadió.

Sin embargo, el portavoz del PP en las Cortes, Rafael Blasco, calificó como "difamaciones" que ya han sido "derrotadas en las urnas" las críticas de la oposición a su partido. Preguntado sobre si considera normal recibir regalos del calibre de los enviados por Ortiz a diferentes cargos públicos, Blasco se limitó a responder que no tiene "opinión sobre eso".

Ajeno a todo, Fabra dijo en Castellón que el caso Brugal no sabe "ni de qué se trata".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de junio de 2011