Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acoso del promotor a Luna

Enrique Ortiz se rodeó no solo de los altos cargos del PP, sino que también hablaba con frecuencia con destacados dirigentes socialistas para obtener información o recabar el apoyo de estos a sus iniciativas. El promotor intentó sacar tajada de la debilidad fruto de las divisiones entre las familias socialistas.

No obstante, el empresario encalló a la hora de ganarse al exalcalde Ángel Luna. Cuando Luna dejó el sillón municipal trabajó como abogado para Ortiz. Sin embargo, este extremo no mediatizó la labor del exregidor alicantino al regresar a la arena política como portavoz del Grupo Socialista en las Cortes, donde ha mantenido una crítica contra el urbanismo salvaje y la corrupción. En una de las conversaciones recogidas en el sumario del caso Brugal (10-06-09) Ortiz habla con Blas Bernal, exportavoz socialista en el Ayuntamiento, para pedirle el teléfono del entonces portavoz, Roque Moreno, para hablar sobre el Plan Rabassa. El promotor se queja de que Luna, cuando trabajaba para él, conoció el proyecto para un PAI en La Condomina y luego ofreció esa información a la nueva firma que le contrató, Hansa Urbana. "Lo voy a matar, lo voy a tener que matar", asevera Ortiz. Y Bernal contesta: "Es que de vez en cuando hay que pegar un puñetazo encima de la mesa".

Ortiz critica que el político del PSPV "se pasó al bando contrario"

La policía considera clave la participación del exportavoz socialista Bernal en la campaña de acoso del promotor a Luna. En este apartado, el informe señala que Bernal, en contrapartida, disfrutó de un barco velero propiedad de Ortiz.

En otra conversación, Ortiz admite que hay "malestar entre los promotores", porque Ángel Luna, "que ha estado durante muchos años comiendo de ellos y defendiendo sus proyectos", luego "se pasó al [bando] contrario ". En alusión, entre otras, a la iniciativa de Luna de recurrir el Plan Rabassa al TSJ.

Las escuchas también revelan contactos del empresario para exponer sus proyectos a otros dirigentes socialistas, como Ángel Franco, Pepe Cataluña y Chema Pajín, padre de la ministra Leire Pajín. En una conversación entre Ortiz y Pepe Cataluña, el promotor le comenta que aplaza una reunión sobre el Plan Rabassa, "porque si gana Ximo Puig cambia el escenario" y había más posibilidades, en referencia al congreso del PSPV que ganaría Alarte.

Las escuchas recogen los intentos de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, de sonsacar a Ortiz información para contrarrestar la critica oposición de Luna a Camps en las Cortes. El empresario le respondió que no había ninguna irregularidad, porque "siempre ha sido muy acojonado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 2011