Más ladrillo contra la crisis del ladrillo

La Generalitat utilizará el fallo del tribunal europeo para buscar inversores

El Consell, apoyado por todo el sector de la construcción, anunció ayer una ofensiva en el exterior para atraer nuevos inversores inmobiliarios al calor de la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la UE. "El tribunal ha dejado muy claro que la legislación valenciana es ajustada a derecho en todo lo referente al urbanismo", reiteró el vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla. A su lado, el consejero del ramo, Juan Cotino, asentía.

El Gobierno valenciano aprovechará el foro creado en torno a la Estrategia Territorial para crear comisiones con empresarios y colegios de arquitectos y de ingenieros para explicar al mundo que invertir en esta autonomía es seguro desde el punto de vista jurídico.

Cotino anuncia inversores del Golfo Pérsico y Compromís pide que no engañe

El Consell está decidido a encarar la crisis, pasados apenas tres años del estallido de la burbuja, con su apoyo al negocio de la promoción inmobiliaria. O, lo que es lo mismo: Más ladrillo para copmbatir la crisis del ladrillo. Solo así se entiende la prórroga ordenada por el Consell de más de 150 Programas de Actuación Integrada (PAI) -según cálculo del colectivo Abusos Urbanísticos No (AUN)- que la crisis económica frenó en seco y que podrán retomarse en cuanto el sector financiero se reponga.

Junto al vicepresidente Rambla y el consejero Cotino se alinearon el presidente de Cierval, Rafael Ferrando, la presidenta de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), Elena Bastidas, el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata, representantes de las cámaras de Alicante, Alcoi y Orihuela, los presidentes de las asociaciones de promotores de las tres provincias y la cabeza visible de las cooperativas de vivienda, Vicente Diego.

El dirigente cameral José Vicente Morata explicó que contactarán con todas las Cámaras del norte de Europa y de los países anglosajones para exponer el resultado de la sentencia y dejar claro que este es un territorio "interesante" para el turismo, para residir y para las empresas.

Los excesos de la última década del sector inmobiliario, pese a que ahora el Consell saque pecho y repita que el tribunal ha avalado su política urbanística con la sentencia, han dejado una estela de problemas. El más grueso son las 110.000 viviendas de nueva construcción -según datos del Ministerio de Fomento y que otras entidades elevan a casi 200.000- que siguen sin venderse en la Comunidad Valenciana tres años después de que estallara la crisis. A este mar de pisos sin comprador se dirigirán los esfuerzos anunciados ayer por el Consell. "Queremos garantizar a los inversores que aquí hay seguridad jurídica para comprar estos bienes", subrayó Cotino, que, al igual que Rambla, culpó a los socialistas y "sus adláteres" de orquestar una campaña que ha perjudicado a los intereses valencianos. A beneficio de inventario quedaron los informes -en especial, el Informe Auken, que toma su nombre de la eurodiputada liberal que coordinó su redacción- donde se describen prácticas urbanísticas abusivas para miles de pequeños propietarios de suelo.

Esta sentencia no evitará al Consell la necesidad de simplificar y aclarar la mucha legislación urbanística valenciana que ha generado en estas dos últimas legislaturas y contra la que han protestado profesionales del sector por farragosa. Ayer, el consejero Juan Cotino lo aclaró: "La tocaremos para reducir la tramitación", dijo. La Generalitat deberá refundir los textos para suprimir incongruencias.

De los 150 PAI que AUN ha estimado que pueden ser prorrogados gracias a la acción del Consell, Cotino ni confirmó ni desmintió la cifra: "No sé de cantidades", dijo. "Yo le digo lo que hemos hecho y es que los Ayuntamientos pueden pedir la prórroga de los PAI que podían caducar. Lo hacemos para que la crisis no perjudique a nadie", añadió.

Y para que no haya dudas de la ofensiva, la Generalitat difundió un comunicado en el que una revista china -Landscape Architecture China- ha colocado a la Comunidad Valenciana como "referente internacional" en políticas territoriales y paisajísticas, incluso menciona la Estrategia Territorial, aprobada hace escasamente cinco meses y cuya aplicación ni valoró el Consell en la campaña electoral por el poco tiempo que llevaba en marcha. A lo que sí que contestó la Coalició Compromís es a otro anuncio de Cotino, en el que comenta el interés de inversores del Golfo Pérsico en venir a esta autonomía. "No sirve para nada más que para engañar a la gente", comentó la diputada electa Mònica Oltra.

A grandes rasgos

- PIB. La construcción pasó entre 2000 y 2005 del 9% al 12% del PIB, según la Universitat de València.

- Empleo. El número de trabajadores de la construcción en 2006 era de 271.000, el doble que una década atrás.

- Vivienda protegida. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha detenido la construcción de 22.000 viviendas protegidas que estaban ligadas al desarrollo de los PAI.

- Paro. El desempleo afectaba en 2010 a algo más de 100.000 personas en el sector de la construcción.

- Crisis y 'stock'. La acumulación de viviendas sin vender asciende, según los últimos datos disponibles en el Ministerio de Fomento, a unas 110.000.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS