Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander cree que el crédito caerá en 200.000 millones más en dos años

Las ganancias del banco se reducen un 5% hasta marzo por los mayores gastos

Alfredo Sáenz, vicepresidente y consejero delegado del Santander, atacó ayer los "falsos mitos de la banca", entre ellos que las entidades siempre tienen que dar créditos. "Ya nos gustaría, pero muchas veces los créditos lejos de arreglar algo complican más las situaciones", apuntó. Defendió que "la única salida de la crisis en España pasa por la reducción del crédito a las empresas y a las familias. Es imprescindible. Nos dejan a nosotros dar estas malas noticias, que correspondería a otros...", dijo y cifró en 200.000 millones lo que falta por caer en el volumen de préstamos. "Por la experiencia en otras crisis, el crédito debe bajar un 30% del PIB. Ya lo ha hecho en un 10% y faltan el resto en 2011 y 2012". Los créditos en el grupo han crecido un 4,5%, aunque en España han disminuido un 3,4%.

La morosidad en España sube al 6% y no tocará techo hasta septiembre

Sáenz hizo estas declaraciones durante la presentación de resultados del primer trimestre de 2010 del Grupo Santander. La entidad ganó 2.108 millones de euros, un 5% menos que el mismo periodo de 2010. El beneficio del grupo no está apoyado por resultados extraordinarios, según destaca el banco, y es superior al registrado en los dos últimos trimestres del año pasado.

Esta caída se debe al incremento de los gastos en un 13,2%, sobre todo por la expansión de oficinas y plantillas en Latinoamérica y en Estados Unidos, donde también se han disparado los beneficios. Esta subida de los gastos ha empeorado la eficiencia del grupo, que pasa del 41,5% de hace un año al 44,4% de marzo de 2011.

Los ingresos también han subido con fuerza, un 5,5%, tras trimestres planos o en caída, pero no lo suficiente para compensar los costes. El Santander ha apostado por el crecimiento en Reino Unido (donde espera salir a Bolsa a final del año), en Brasil (donde cree que no hay burbuja económica) y en Estados Unidos (donde ya gana 301 millones de euros y se ha volcado en captar depósitos). México y Chile también se están comportando bien. Estas áreas tienen que compensar el triste resultado de España.

En este trimestre no han repuntado las provisiones, pese a la ligera subida de la morosidad, que se sitúa en el 3,61% frente al 3,34% de marzo de 2010. En la red del Santander en España los dudosos han repuntado hasta el 5,99%, una cifra desconocida. Sáenz aclaró que se debe al negocio inmobiliario, donde los impagados ascienden al 18,9%. "En empresas la tasa es del 3,3% y en hipotecas, el 2,4%", dijo. El primer banco de la zona euro cree que hasta junio o septiembre de este año seguirá creciendo la morosidad. Precisamente el grupo presidido por Emilio Botín ha realizado una provisión extraordinaria de 600 millones, "debido a saneamientos para activos inmobiliarios adjudicados". En el conjunto del grupo, la situación es mejor ya que en los tres primeros meses de 2011 se han producido 3.100 millones de entradas netas en mora, que comparan con 3.400 millones de marzo de 2010 o 5.300 millones del primer trimestre de 2009.

La diversificación geográfica ha vuelto a ser clave para el Santander, que ha esquivado la mala situación de España con los beneficios de Brasil, México y Reino Unido. De hecho, Latinoamérica y el banco británico suponen el 60% de las ganancias del grupo. España solo suma el 13%, "que es la mitad de lo que representaba hace poco tiempo", admitió Sáenz. "No es normal que esto sea así. Quizá este sea su punto más bajo, pero lo cierto es que el grupo no ha dejado de crecer y eso le quita presencia". Respecto a la situación macroeconómica, el Santander considera que "no es realista ni previsible" que España sea rescatada por la Unión Europea. "Se están haciendo los deberes bien, como sucede con el déficit", señaló Sáenz.

Los resultados de marzo recogen las compras en Polonia y Alemania de dos financieras de consumo. El banco polaco Zachodni todavía no consolida. También ha influido la subida del euro frente al dólar en 4,5 puntos porcentuales en el grupo.

La presentación de resultados del Santander trajo la sorpresa de conocer que Banesto ha ganado 101 millones hasta marzo y no 170 millones, lo que supone una caída del 50,4% y no del 20% como se anunció. La diferencia se debe, según Sáenz, a que se le ha cobrado el verdadero coste del pasivo captado y que hasta ahora estaba subsidiado por el grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2011