El aeropuerto de Castellón burla a la Junta Electoral

El aeropuerto de Castellón seguirá recibiendo visitas. Desde ayer, quien las programa no es la sociedad pública Aerocas (formada por la Diputación de Castellón y la Generalitat) sino Concesiones Aeroportuarias, que es la empresa privada concesionaria de la construcción y explotación de las instalaciones. La diferencia estriba en que Aerocas está sometida a la Ley Electoral, que fija los limites de las campañas institucionales y de los actos de inauguración realizados por los "poderes públicos" en periodo electoral, mientras que la segunda, la empresa privada, según entienden, sí podría eludir esta cuestión.

Desde ayer, la web de Aerocas explicita la suspensión de las visitas, tal como ordenó la junta electoral, pero remite a otra página, la del aeropuerto de Castellón, que exhibe las mismas posibles visitas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS