Entrevista:RAFAEL MATESANZ | Director de la Organización Nacional de Trasplantes

"Me gustan los riñones y los higadillos"

Pregunta. ¿Qué posibilidad tengo de haber entrado aquí enterita y salir con un riñón menos?

Respuesta. Ninguna. Aquí somos muy serios y honrados.

P. Descienden las donaciones en España. ¿Hemos cogido más cariño a nuestras vísceras?

R. No. Es que los de la Dirección General de Tráfico son tremendamente eficaces.

P. Ya no somos los primeros donantes.

R. Sí, lo seguimos siendo. Es como si habitualmente ganáramos un mundial por cinco a cero y lo hubiéramos ganado esta vez por cuatro a cero.

P. Vienen a verle de todo el mundo. ¿Es el Messi o el Iniesta de la situación?

R. Hombre, yo me considero más Iniesta que Messi, porque la labor de la ONT es facilitar que los cirujanos hagan los trasplantes.

P. ¿Tiene en un altarcillo al doctor Barnard o piensa que era un principiante?

R. Yo creo que fue un atrevido. Su principal virtud fue lanzarse el primero a la piscina en un campo donde no lo había hecho nadie. Aunque sabemos que fue el doctor Shumway, en Estados Unidos, quien desarrolló esta técnica, e incluso enseñó a Barnard.

P. ¿Si le pidieran un trasplante de alma sabría dónde buscar?

R. Como las células madre sirven para todo, creo que al final se podría conseguir de ahí.

P. ¿Cuántas batallas ha ganado a la muerte?

R. Setenta y tantas mil. Es lo que venimos trasplantando desde que se inician estas terapéuticas en España. Las batallas no las he ganado yo, sino todo el país: los donantes, sus familiares, los cirujanos, los clínicos, la enfermería. Messi no metería goles si no fuera por todo lo que tiene detrás.

P. ¿Es capaz de comer higadillos o riñones?

R. Sí, y además me gustan los riñones y los higadillos, me encantan. Los riñones son uno de mis platos predilectos. No me dan asco, y eso que soy nefrólogo antes que trasplantador.

P. Dice que ha habido algún ministro de Sanidad asesinable. Cuente, cuente.

R. No cuento, porque me asesinarían a mí [ríe]. El honor no corresponde a uno. Ha habido ministros muy negativos para la ONT, como la señora Villalobos, y alguno más.

P. Villalobos le destituyó por teléfono. Pero no se corte con Bernat Soria, del que dijo que le "degradó y puenteó". ¿Se pone díscolo con la autoridad?

R. No es que yo lo diga, está en el BOE. Cuando uno está en un puesto de responsabilidad por periodos no completos, pero desde hace 22 años, ha habido momentos dulces y menos dulces. Pero no se está tanto en un puesto de responsabilidad abrazando las farolas. Y díscolo, no. Yo soy muy educado con todos los ministros que van llegando.

P. ¿Cómo ha sobrevivido a 11?

R. Pues ya digo, no creo que abrazando las farolas [ríe]. Si es que no hay nadie que haya sobrevivido tanto en la Administración española... Uno tiene que ser muy técnico, aunque tenga sus ideas. No puedes considerar que hay trasplantados de derechas y de izquierdas. Apañados estaríamos.

P. ¿Qué político necesitaría con urgencia un trasplante de cerebro?

R. Ahí sí que no habría materia prima ni con células madre. Serían tantos...

P. ¿Qué podría sucederle a Zapatero con un riñón de Rajoy?

R. Pues supongo que le transmitiría parte de su ADN, con lo cual la mezcla podría ser explosiva. Aunque no son muy explosivos ninguno de los dos.

P. Sé de su amor por la música italiana de los sesenta y setenta. ¿Piensa, con Celentano, que chi non lavora non fa l'amore?

R. Es una filosofía buena de la vida. Él lo decía cuando las huelgas. Las verdades de Celentano, aunque demodés y algunas bastante machistas, de vez en cuando tienen parte de razón.

P. Pues, con 4.700.000 parados, en España no nos debemos de comer muchas roscas.

R. Yo espero que no sea así, aunque los índices de natalidad son bastante desastrosos. Pero, afortunadamente, una de las conquistas de los últimos años es la distinción entre el sentido reproductivo y el sentido lúdico.

P. ¿Berlusconi tiene trasplantado algo más que el pelo?

R. Yo creo que sí, porque es imposible que una persona normal evolucione como él. Algo le han debido de trasplantar. Probablemente por arriba y por abajo.

P. ¿El año que viene nos trasplantarán el Gobierno?

R. El año que viene toca. Pero hay distintos tipos de trasplante: el autotrasplante y el alotrasplante. Será la posibilidad a o la b.

P. ¿Cree que la ciencia se estremecería si usted le donara ese pedazo de cuerpo?

R. No creo que lo aceptara [carcajada], porque me imagino que la ciencia querría cuerpos de primerísima calidad, y no es el caso.

Rafael Matesanz, en la Organización Nacional de Trasplantes, en Madrid.
Rafael Matesanz, en la Organización Nacional de Trasplantes, en Madrid.LUIS SEVILLANO

Perfil

Con 61 años y dos hijos, creó la ONT, centro que es un referente mundial en materia de trasplantes. Le gusta el fútbol, aunque sin exagerar, camina hasta 20 kilómetros diarios en verano y confiesa su pasión por la música con dos hitos clásicos: Mozart y los Beatles. También Sting y la Novena de Beethoven. Aborrece los saraos y le relaja y divierte viajar con su mujer. Florencia es un buen destino: "todo lo que suene a Italia me pone a cien", asegura.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS