El responsable de Heathrow renuncia al bonus por el caos

"Es inaceptable que los pasajeros no puedan llegar a donde quieren. Hemos tenido una crisis, yo soy el responsable así que he decidido no cobrar mi bonus". Colin Matthews, el consejero delegado de BAA (propiedad de Ferrovial), anunció ayer en la cadena de televisión Sky News que renuncia a cobrar la retribución variable que tenía asignada para este año tras cinco días de caos en el aeropuerto londinense de Heathrow por la nevada del fin de semana.

BAA no quiso decir a cuánto ascendía ese bonus. Según las cuentas anuales de 2009, Matthews percibió el pasado año un total de 994.000 libras (frente a 461.000 en 2008), alrededor de 1,172 millones de euros. Antes del anuncio de Matthews el sindicato GMB había considerado su "enorme bonus" como una "gigantesca bofetada" a los pasajeros "bloqueados durante tres días" en el aeropuerto de Heathrow.

Las críticas a los gestores del mayor aeropuerto de Europa han arreciado estos días, aunque también ha habido quien ha justificado el caos en parte por la "excepcional nevada".

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, expresó el martes su "frustración en nombre de todas las personas afectadas por la excesiva tardanza para solucionar el problema". Cameron dijo que "cinco pulgadas (12,7 centímetros) de nieve en una hora es algo excepcional en el sur de Inglaterra" y recordó que Reino Unido está sufriendo "el diciembre más frío en un siglo".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS