Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:bolsa

La banca hace caer al mercado

Las dudas sobre el sistema financiero llevan al Ibex 35 hasta los 9.900 puntos

El ambiente negativo se ha adueñado de nuevo de los mercados de valores y muy particularmente con el español.

El pasado lunes la agencia de calificación de riesgo Moody's anunciaba que mantenía la perspectiva negativa para la banca española, sin cambiar los argumentos, es decir, por su débil capitalización, las dificultades de acceso a la financiación y las crecientes presiones sobre su rentabilidad. La respuesta del mercado fue inmediata, aunque el Ibex 35 consiguió remontar posiciones y hasta se permitió superar por algunos momentos los 10.200 puntos, para terminar la sesión con una subida mínima.

Esa volatilidad se volvió a repetir en las sesiones siguientes, aunque daba la sensación de que el sector bancario podía hacer frente a las adversidades. El Ibex 35 volvía a terminar la jornada con una discreta subida que muchos interpretaron como una muestra de consolidación.

Sin embargo, la agencia Moody's volvió a irrumpir con fuerza en el mercado español, al nuanciar que ponía a la deuda española en revisión para una posible rebaja, justo un día antes de la última subasta importante del ejercicio. La Bolsa comenzó a ceder ante tanta presión y los grandes inversores exigieron más rentabilidad al Tesoro español, llegando las obligaciones a 15 años a rozar el 6%.

Aunque el sector bancario español ha sufrido fuertes presiones a lo largo de toda la semana, prácticamente ninguna entidad europea se ha salvado, ya que se han prodigado las estimaciones de necesidad de capital del sistema bancario en su conjunto, hasta el punto de que la mayoría de los inversores están convencidos de que el próximo año los mercados de valores serán testigos de una importante demanda de financiación por parte de estas entidades.

Para colmo de males, el Banco de España aportaba en la sesión de cierre el último dato sobre morosidad del sector financuiero español, que en octubre creció hasta el 5,66%. La tasa de morosidad de la banca alcanzó en octubre el 5,80%, frente al 5,58% del mes anterior.

En conjunto, esos datos no aportan nada que no esperaran los inversores, pero vienen a confirmar las enormes dificultades que va a encontrar la banca española para superar el bache, tal y como la agencia Moody's recordaba.

El resto del mercado se ha movido al ritmo que marcaban los grandes valores, lo que se ha traducido en una volatilidad creciente que no siempre estuvo acompañada por un incremento del volumen negociado.

Las operaciones del "mercado de bloques" permanecieron muy bajas en las sesiones iniciales, para comenzar a crecer con la aproximación del vencimiento de los contratos de opciones y futuros que tuvo lugar el pasado viernes. El máximo de negocio de la semana se logró ese día, con 8.594,69 millones de euros movidos en el Mercado Continuo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de diciembre de 2010