Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LIGA DE CAMPEONES | Sexta y última jornada

"Hay que dejar tranquilo a Benzema"

Karanka y sus compañeros niegan que el trigoleador solo responda si no hay nada en juego

Cuando empezó a sonar el himno de la Champions, ese momento en el que las cámaras enfocan los rostros de los jugadores, Benzema tenía cara de recién levantado. Pero se puso a correr pronto. En el minuto 11 ya había marcado el primer gol y el número 300 del Madrid en la Liga de Campeones. En la segunda parte llegarían el segundo y el tercero. El delantero francés, que nunca cambia de expresión, que siempre transmite nostalgia y desinterés, se marchó con una sonrisa de oreja a oreja. Anotó un triplete que sube a 17 sus tantos en la Champions (12, con la camiseta del Lyon), tres más que Zidane.

Parece que, cuando no hay nada en juego (como anoche, con el Madrid ya clasificado para los octavos como primero de grupo) y no hay tensión futbolística, Benzema se siente cómodo. En el Camp Nou, hace 10 días, casi ni apareció. Ayer marcó tres goles. "Nosotros sabemos cómo trabaja Benzema en el día a día. Sabemos que necesita confianza y eso se consigue marcando goles. No es verdad que se desbloquee solo cuando no hay nada en juego. En Ámsterdam sí nos jugábamos algo: hizo un buen partido y marcó un gol", explicó Aitor Karanka en la sala de prensa. Al Madrid, en realidad, le valía un empate contra el Ajax para clasificarse. "A partir de hoy se hablará menos de Benzema. Siempre está en el disparadero", se quejó Granero.

Adán resalta que Mou cree en la cantera y Sarabia se mira en el espejo de Cristiano

MÁS INFORMACIÓN

"A Benzema los tres goles le van a venir muy bien. Y al equipo también [Higuaín no reaparecerá al menos hasta dentro de un mes a causa de sus problemas lumbares]. Ahora, entre todos, hay que dejarle tranquilo y quitarle toda la presión que tiene a su alrededor", comentó el segundo de José Mourinho. Al portugués no se le vio. La UEFA no le permitió sentarse detrás del banquillo como hizo contra el Athletic en la Liga ni pisar el vestuario hasta 15 minutos después del final. "Tenía tanto miedo que ni pasados esos 15 minutos entró. Se quedó en la puerta y nos dio la enhorabuena", confesó Karanka, que explicó que la lesión de Dudek, que supuso el debut de Adán, impidió que junto a Sarabia debutara también Morata.

Adán, de 23 años, y Sarabia, de 18, son el tercer y el cuarto canterano del Madrid que se estrenan esta temporada (Juan Carlos lo hizo en la Liga y Mateos en la Champions).

El portero, que sufrió tiempo atrás una grave lesión de rodilla, resaltó: "El sueño de cualquier canterano es debutar en la Champions y en tu casa. No vamos a compararnos con la cantera del Barça. En cualquier caso, Mourinho está demostrando que confía en nosotros".

Mediapunta zurdo, Sarabia puede jugar, según Alejandro Menéndez, su técnico en el Castilla, por dentro y por fuera. "Soy un extremo que intenta desbordar y poner centros", explicó él, exultante, tras acabar el encuentro. No llega a los 1,70 metros de estatura, pero es rápido. Aunque no tanto como para evitar el bidón de agua que le tiró Pepe sobre el césped al finalizar el partido. Era su peculiar forma de bautizarle. "Pepe, Marcelo y Cristiano son los que me han hecho las cosas más fáciles estos días. Crecí mirando a Zidane, pero desde que dejó de jugar me fijo en Cristiano. Por sus condiciones físicas y su forma de trabajar, es el espejo ideal en el que mirarse", concluyó Sarabia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 2010