Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | 14ª jornada de Liga

Zubieta resucita a la Real

El equipo donostiarra, acuciado por la crisis, recupera su identidad y afronta mañana el derbi ante el Athletic con 16 jugadores formados en su fútbol base

Durante años, Athletic y Real Sociedad han discutido sobre tres cosas: quién cuida más la cantera, quién juega mejor al fútbol y a quién le importa más el derbi vasco. El triángulo es infinito y recurrente. De ahí no salen, ni de las respuestas habituales, ociosas por repetidas. Después de tres años de ausencia, y a las puertas del derbi vasco de mañana en Anoeta, alguna respuesta se ha aclarado. Hoy por hoy, la Real es el club más canterano de Primera División con 16 futbolistas criados en Zubieta del total de su plantilla -entre ellos los franceses Zurutuza y Griezmann, dos de los seis extranjeros-, dejando al Athletic en segunda posición con 15 futbolistas. Además, la Real juega habitualmente con la mayoría de canteranos en su alineación titular, de la que apenas escapan cuatro futbolistas: Bravo, De la Bella, Rivas y Llorente o Tamudo. El resto surgió de Zubieta, independientemente de su lugar de nacimiento.

La Real le gana esa batalla al Athletic, que cuenta con 15 canteranos, aunque en el equipo titular su presencia se reduce habitualmente a la mitad del equipo. Los otros asuntos son indefinibles: nadie se pondrá jamás de acuerdo sobre quién juega mejor y siempre el Athletic dirá que en Anoeta se juegan tres puntos y la Real que se juegan algo más. Cada cual se guarece en su cueva por lo que pueda llover después.

Lo cierto es que el recurso a la cantera tiene distintas versiones. En el caso de la Real, su apuesta actual tiene mucho que ver con la penuria económica que le llevó a la ley concursal y que a punto estuvo de hacerle desaparecer. Atrás quedaban aquellos años de dispendio que le llevaron a contratar a un centenar de futbolistas extranjeros en los 10 años siguientes a la Ley Bosman, y de los que apenas seis triunfaron en el equipo o en las arcas del club. El resto fueron un auténtico fiasco que además minó la ideología y la autoestima del club. La penuria le devolvió a la cantera. Este verano pasado, por ejemplo, gastó solo 4,2 millones en fichajes.

El retorno a la cantera no es un asunto vasco. El laureado Barcelona cuenta con 10 canteranos en su plantilla, por los nueve del Espanyol. La crisis ha devuelto a los equipos a la base. Ante el déficit de cheques en el talonario, la cantera parece resolver mejor los problemas futbolísticos que los devaneos sobre el mercado. La identidad crece y no se desvanece la calidad. Las excepciones son el Real Madrid y el Valencia, con cuatro y cinco canteranos respectivamente, fiados a la compraventa de futbolistas para sacar adelante proyectos ilusionantes.

El caso de la Real, noveno clasificado en la tabla, tras su retorno a Primera, es paradigmático. La falta de recursos le devolvió a sus orígenes y se desenvuelve prácticamente con la misma plantilla de Segunda División y leves retoques. El Athletic, que no ha modificado, pero sí modelado su filosofía original, llega a Anoeta en igualdad con la Real, salvo en ese punto canterano que tanto duele en Bilbao, siempre acosado por el exceso de futbolistas navarros y la ausencia de vizcaínos. "Pero al final son tres puntos", dice Lasarte, técnico de la Real, dicen los Llorentes, uno y otro, dicen todos, con la boca pequeña.

Los canteranos

- 16 de los 24 jugadores de la plantilla de la Real han crecido en Zubieta: Zubikarai, Ramírez, Ansotegui, Carlos Martínez, Labaka, Mikel González, Aranburu, Bergara, Elustondo, Estrada, Asier Illarramendi, Xabi Prieto, Zurutuza, Aguirretxe, Borja Viguera y Griezmann.

- La Real es el conjunto de Primera con más futbolistas formados en su fútbol base (16), por los 15 del Athletic

y los 10 del Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de diciembre de 2010

Más información