Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe revela que las pateras son una tapadera del narcotráfico

El documento analiza la trastienda de la llegada de argelinos a nuestra costa

¿Qué hay detrás de la llegada de argelinos a nuestras costas? Con esta pregunta inicia el sociólogo Carlos Gómez Gil, director del Observatorio Permanente de la Inmigración de la Universidad de Alicante, un informe en el que analiza la evolución de esta población en Alicante y en la Comunidad Valenciana, así como la llegada de pateras con ciudadanos argelinos. Y las conclusiones de este informe, contrastado con las fuerzas de seguridad de Alicante, son de calado. Gómez Gil defiende que las evidencias apuntan a que la inmigración argelina vía patera llega a través de barcos nodriza y, sobre todo, considera que estos inmigrantes son una tapadera que utilizan organizaciones criminales para traficar con droga.

Gómez Gil esgrime que las pateras a menudo coinciden con grandes alijos

La población argelina se dispara un 884% hasta 2009 en Alicante ciudad

"La mayor parte de los desembarcos que se han detectado en nuestras costas, especialmente en las alicantinas, no reúnen las características de inmigrantes a bordo de pateras, que han protagonizado travesías duras de varios días, ni han llegado con embarcaciones ni en las condiciones propias de quienes han estado en el mar en condiciones extremas, como desgraciadamente vemos con frecuencia en las costas andaluzas o canarias", esgrime el experto. Y cuando se refiere a las "condiciones" en las que han llegado, menciona que se han interceptado barcas "de juguete", con inmigrantes perfectamente aseados y vestidos, con mujeres a bordo que llevan joyas, aspectos que el sociólogo subraya que no son compatibles con una travesía en patera.

"Todo ello parece evidenciar que la inmigración argelina que se ha venido registrando hasta la fecha, especialmente sobre las costas de Alicante, pueda estar protagonizada por barcos nodriza", expone. Gómez Gil añade que el hecho de que estos inmigrantes sean fácilmente interceptados y expulsados, así como que los que no son detenidos no tengan ninguna oportunidad de obtener papeles, "lleva a suponer que estos inmigrantes son víctimas de organizaciones criminales que trafican con ellos, e incluso que puedan aprovecharse de ellos para, por medio de estas grandes embarcaciones, realizar otras actividades criminales relacionadas con el tráfico de drogas". Y agrega como argumento que en la costa alicantina son frecuentes los desembarcos y aprehensiones de grandes alijos en fechas que coinciden con la llegada de inmigrantes, así como que algunas pateras "portaban alijos que han sido interceptados por las fuerzas de seguridad".

El sociólogo, por ello, cree que será mucho más eficaz tratar de trabajar sobre las redes criminales que se aprovechan de estos potenciales inmigrantes y realizar un mayor seguimiento de los barcos nodriza.

La población argelina en la Comunidad se ha disparado un 438% entre 2000 y 2009, 16 puntos por encima de la media española. En Alicante el repunte fue del 441% y del 884% en la ciudad de Alicante. El autor recuerda los lazos históricos entre Argelia y Alicante y la conexión marítima diaria entre ambos. Y con el paréntesis de 2007, desde hace dos años la población argelina vuelve a crecer, en un momento en el que la inmigración remite. Gómez Gil también advierte de que la inmigración es una "obsesión colectiva" entre los jóvenes argelinos debido a un creciente "malestar social" y pese a la oposición de las autoridades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2010