ARTE | La semana por delante

Todo está iluminado

Pintor antes que fotógrafo, László Moholy-Nagy (Bácsborsard, 1895-Chicago, 1946) fue profesor del taller de metalurgia de la más celebre de las escuelas de artes aplicadas: la Bauhaus. Desde allí introdujo la luz como elemento de estudio y de composición en todos los géneros artísticos. Su Pintura, Fotografía, Film, publicado en 1925, es, además del primero de los Libros de la Bauhaus dedicado a la obra fotográfica, un ensayo de plena vigencia sobre la imagen, la luz y el color.

La exposición El arte de la luz es uno de los platos fuertes del Festival PhotoEspaña 2010. Se inauguró en junio en el Círculo de Bellas Artes y hay que apresurarse, porque apenas quedan dos semanas para degustarlo. Son casi 200 obras entre pinturas, fotografías, películas, fotogramas, diseños gráficos y escénicos que reflejan el vasto mundo estético de este pionero de la imagen.

La muestra también recoge ejemplos de una de sus innovaciones: la fotoplástica. "Se trata del acoplamiento de diversas fotografías, de una tentativa metódica de representación simultánea: superposición de juego de palabras y visuales; una fusión extraña e inquietante, a nivel imaginario, de los procedimientos imitativos más realistas", explicó el autor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de agosto de 2010.

Lo más visto en...

Top 50