El PP ve una "crueldad" juzgar a Fabra porque ha sido operado

Clemente alega que el dirigente de Castellón no se presentará a las eleccionesEl dirigente popular destaca que no hace falta que sea proclamado por el PP

El PP valenciano echó ayer mano del historial médico de su presidente provincial en Castellón, Carlos Fabra, para presentarle como víctima de una persecución política y judicial y justificar de nuevo que se mantenga en el cargo pese a que un juez le imputa los supuestos delitos de tráfico de influencias, cohecho y fraude fiscal.

Al secretario general del PP regional, Antonio Clemente, le parece "una crueldad" que la Justicia haya terminado ahora de instruir el caso Fabra y sitúe al dirigente de Castellón a un paso del banquillo cuando apenas han pasado "dos meses" de la intervención quirúrgica que le mantiene temporalmente apartado del poder. "Este juicio lleva preparándose años y años", lamentó Clemente en referencia a la larga investigación judicial contra Fabra.

Además, el también presidente de la Diputación de Castellón "ya ha anunciado que no se volverá a presentar" a las elecciones por motivos de salud, añadió Clemente para subrayar la supuesta "crueldad" que desde su punto de vista "personal" se comete con Fabra.

El secretario general del PP, en una conferencia de prensa convocada para hablar de la "actualidad", reiteró el apoyo del partido a Fabra, como ya hizo el Consell el pasado viernes, y defendió "la presunción de inocencia". Preguntado para qué sirve que el PP tenga un código ético que prevé que los cargos públicos imputados en una causa dejen su puesto, Clemente consideró que "de momento no se ha demostrado que el señor Fabra lo haya modificado o no lo haya cumplido".

El vicesecretario de Comunicación del partido, Esteban González Pons, en la misma rueda de prensa, evitó ahondar en el asunto y aseguró que en la dirección nacional no se ha hablado del apoyo del Consell de Francisco Camps a Fabra. En todo caso, Génova da su "respaldo" a lo que haya dicho el PP valenciano al respecto.González Pons sí fue contundente en el caso de Francisco Camps. Aseguró que es el candidato del PP a la Generalitat y "no necesita esperar a una proclamación" como tal, aunque esté pendiente de las decisiones del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano sobre su imputación por supuesto cohecho impropio en relación con los regalos recibidos de la trama corrupta del caso Gürtel. El Tribunal Supremo reabrió el asunto el pasado mayo. Además, la situación de Camps y del PP valenciano se ha complicado con la decisión del TSJ madrileño de inhibirse en favor de Valencia de una parte de la investigación del caso Gürtel que apunta hacia la financiación ilegal del partido, entre otros delitos.

"Siempre ha sido el candidato del PP a la presidencia de la Generalitat y no hay ninguna razón hoy para que no lo sea", zanjó la cuestión González Pons. El dirigente popular, además, dijo desconocer unas declaraciones publicadas ayer en las que la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, afirma que no está decidido cuándo se proclamará a los candidatos, y situó el anuncio oficial a finales de julio o "mucho más probablemente en septiembre".

En su repaso a la "actualidad", Esteban González Pons se refirió, entre otros asuntos, a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña. No para ahondar en el debate político, que en su opinión impide abordar los "problemas reales" de Cataluña, sino para acusar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de querer "engañar" a los catalanes por dejar la puerta abierta a que asuntos como el uso del catalán o el Consell de Justícia se resuelvan mediante otras normativas. Los artículos declarados inconstitucionales lo serían también en una ley, objetó.

González Pons, en cambio, pasó de puntillas sobre la presión del PP nacional al Consell para que retirara su anuncio de que aplicaría la llamada cláusula Camps en el Estatuto valenciano para igualarse en competencias a Cataluña. Esquivó la cuestión constatando que la portavoz del gobierno valenciano, Paula Sánchez de León, ya aclaró la semana pasada que la sentencia del Constitucional no añade competencias a Cataluña, por lo que "no ha lugar" a aplicar la cláusula.

El reparto de temas entre los dos dirigentes del PP dejó en manos de Clemente la crítica al ministro de Fomento, José Blanco, por el retraso del AVE a Castellón y por considerar que el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, "es hoy el futuro de la Comunidad Valenciana" sin "concretar si lo será mañana". "Nosotros tenemos claro que no y él también lo debe saber", apostilló.

Sobre la firma

Sara Velert

Redactora de Internacional. Trabaja en EL PAÍS desde 1993, donde ha pasado también por la sección de Última Hora y ha cubierto en Valencia la información municipal, de medio ambiente y tribunales. Es licenciada en Geografía e Historia y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS, de cuya escuela ha sido profesora de redacción.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción