Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:ESPECIAL FERIA DEL LIBRO DE MADRID / Narrativa, Ensayo y Poesía

Diccionario de Nueva York

Crónica. Alfonso Armada pertenece a esa generación de corresponsales internacionales que eclosionó en la España democrática de los años ochenta y noventa, gente que combinaba el rigor y la rapidez con el espíritu aventurero y la escritura de calidad. Para alguien así, Nueva York es un inmenso tesoro de historias. Armada, que vivió siete años en esa ciudad, contó las suyas en sus crónicas para ABC, en un par de libros anteriores y, como aún le quedaban muchas en el tintero, vuelve a la carga en este Diccionario de Nueva York. El libro arranca con el testimonio de un ciego marroquí residente en la Gran Manzana que suelta algo inesperado, algo que desbarata los prejuicios sobre el individualismo y la insolidaridad de los neoyorquinos: "Antes de que solicites ayuda ya hay alguien dispuesto a echarte una mano". Bravo por Alfonso Armada: recalentar los topicazos que espera el público es lo que hace el corresponsal mediocre; contar las cosas como son es lo que distingue al bueno.

Diccionario de Nueva York.

Alfonso Armada

Península. Barcelona, 2010

408 páginas. 23,50 euros

Cada entrada de este diccionario es un relato corto. ¿Por qué se llama Gotham a Nueva York? ¿Cuántos homeless pudieron morir en el derrumbe de las Torres Gemelas? ¿Es verdad que los indios mohawk fueron los mejores obreros para los rascacielos porque no sentían vértigo? ¿Tienen algunos locales neoyorquinos el papel higiénico cortado en hojitas para que los judíos practicantes no tengan que desgarrarlas del rollo los días de sabbat? ¿Por qué hay tantas bibliotecas públicas si, según se dice, los norteamericanos no leen? ¿Sigue en pie el viejo sauce del jardín privado del 229 Este de la calle 48? ¿Cómo era visitar el Metropolitan Museum de la mano de Penny Proddow? ¿Es cierto que las ostras, las orquídeas y las perlas son allí el signo de la elegancia? ¿Qué escribió Maiakovski sobre el puente de Brooklyn? ¿Es la del Rainbow Room la mejor vista de Manhattan? ¿Crea adicción The New York Times, un periódico que es progresista cuando se lee de atrás hacia delante y conservador leído de delante hacia atrás? Y muchas más preguntas e interrogantes que rondan por esta gran ciudad muy bien resueltas aquí.

Armada cita textos sobre Nueva York de más de cien autores. Queda claro que fue allí en busca de una ciudad de novela..., y la encontró. Pero su estancia terminó con otra cosa. En su entrada sobre los 102 minutos que tardaron las Torres Gemelas en desplomarse, escribe: "Jamás pensé cuando dije a Manhattan que las guerras que había dejado en África me iban a perseguir hasta esta orilla". De una manera que aún no tenemos clara, el 11-S fue el final de cierto Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de junio de 2010