Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncia a Baltar ante el fiscal por "enchufar" a 200 personas

La política de contrataciones de Baltar llega a la Fiscalía. Los socialistas registrarán la próxima semana ante el ministerio público una denuncia contra el presidente de la Diputación de Ourense a quien acusa de prevaricación y malversación. Todo ello relacionado con el "enchufe" en la institución que preside de más de 200 personas en los meses previos e inmediatamente posteriores al congreso provincial del PP en el que su hijo se convirtió en su heredero político.

El escrito del PSdeG atribuye a Baltar un delito de malversación basado en que los contratos de esos "enchufados" se realizaron sin informe de Intervención. De otra parte, fundamenta una de las denuncias de prevaricación en el destino de fondos públicos a fines partidistas toda vez que los contratados en esos meses "no sólo estaban vinculados al PP, sino que acudieron, ellos o sus parientes, a votar en el congreso" que le dio la victoria al hijo. La otra acusación de prevaricación se basa en la "negativa" de Baltar a entregar a la oposición la documentación relativa a esas contrataciones.

El presidente se jacta, sin embargo, de su talante generoso. En un escrito dirigido a los socialistas advierte que les ha enviado documentación pese a que "no está obligado" a dar cuenta a los diputados que la reclaman. "Les recuerdo que no existe obligación legal de emitir esos informes al no ser solicitados por un tercio de la corporación", informa. En sus escritos remite siempre a la oposición al negociado de Personal para que le entreguen ahí el resto de la documentación. Pero cuando los diputados acuden a demandarla, "los funcionarios nunca tienen orden de entregarla".

Mientras el PSOE acude a la Fiscalía, Baltar sigue creando empleos. El Boletín Oficial Provincial de ayer informaba de la convocatoria de siete nuevas plazas. En este caso, para el pabellón Paco Paz. La convocatoria se produjo el mismo día en el que otra vez hijos de alcaldes del PP, entre ellos el del regidor de Celanova, Antonio Mouriño, realizaban exámenes para acceder a puestos de funcionarios en la Diputación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 2010