Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:STEVEN FREUDMANN | Director ejecutivo del Institute of Travel and Tourism

"Benidorm debe centrarse en dos y tres estrellas"

Los operadores turísticos que forman parte del Institute of Travel and Tourism aportan alrededor del 80% de los turistas que llegan a la Costa Blanca, según estima su director ejecutivo, Steven Freudmann. Este año ITT, del que forman parte los principales responsables de las empresas turísticas británicas, ha elegido el hotel Asia Gardens, ubicado junto a Terra Mítica, para celebrar su reunión anual. El encuentro, que se clausura hoy, ha sido bendecido y apoyado por los máximos responsables políticos y turísticos autonómicos y nacionales, sabedores de que el visitante británico supone nada menos que la mitad de los turistas que llegan cada año a la Comunidad Valenciana, porcentaje que en Benidorm se eleva hasta el 76%. En mayo los hoteles de la Costa Blanca (excluido Benidorm) superaron en 7,4 puntos la ocupación de 2009. Y fueron los británicos, con el 16,7%, los principales clientes extranjeros, según Hosbec.

"Habría que renovar y reconstruir muchos de los hoteles"

Al analizar la actualidad, Freudmann menciona que la Costa Blanca ha perdido "mucho mercado en los últimos años". Y para recuperarlo, apunta a invertir en infraestructuras. "En Benidorm, las playas son fantásticas. Deberían hacer un programa de renovación y reconstrucción de muchos de los viejos hoteles. La fórmula de Benidorm no va a atraer a un cliente de cinco estrellas, deberían centrarse en muy buenos y nuevos hoteles de dos y tres estrellas porque ese es su mercado. Los británicos que vienen a Benidorm no están interesados en hoteles de cinco estrellas", incide. Y agrega también las facilidades de compra o la ambientación. "Difícilmente puedes encontrar un restaurante en primera línea que no tenga fotos plastificadas de comida y normalmente desteñidas por el sol", pone como ejemplo. Y considera que si se quiere promocionar toda la región "deberían hacerse más cosas para llevar a Valencia más vuelos regulares".

El encuentro se produce tras sufrir en 2009 el retroceso del mercado británico. Los operadores turísticos coinciden en apuntar que este año no seguirá a la baja, pero marcan 2011 como el horizonte alentador. Freudmann habla en este caso de datos nacionales. Recuerda que España el año pasado recibió un 20% menos de británicos. De la situación los mayores beneficiarios fueron los países que no forman parte del euro. "Los grandes crecimientos han estado en Turquía, Egipto, Oriento Medio y también Marruecos, Túnez y Estados Unidos". Este año la situación empieza a enderezarse y se prevé un crecimiento del mercado emisor en el Reino Unido del 5%. "Pero para España todavía hay malas noticias y aún prevemos un 10% de descenso. Las buenas noticias de las últimas semanas son la fortaleza de la libra y la debilidad del euro, lo que beneficiará al mercado de última hora", matiza. Con todo, el comportamiento de las reservas de última hora es una incógnita. Freudmann recuerda que el mercado turístico vuelve "lentamente" a la normalidad tras la nube volcánica. "Si no ocurre nada más y si no hay huelgas.... A la gente no le gusta la incertidumbre", subraya.

La reunión, opina Freudmann, no supondrá un gran impacto en las ventas de 2011 en la zona, pero espera que sirva "para reestablecer relaciones con las asociaciones de hoteles y proveedores locales". Y destaca que muchos miembros del instituto "no eran conscientes del nuevo desarrollo que se ha producido fuera del área de Benidorm".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 2010