80.000 alumnos dejan de estudiar en valenciano por la política del Consell

Escola Valenciana denuncia al Síndic la escasez de plazas en Secundaria

El curso pasado 138.223 alumnos estudiaban en valenciano en la escuela Primaria, pero tan solo 58.626 lograron continuar sus estudios en valenciano en el ciclo de Secundaria. Por tanto, 79.697 alumnos que cursaron Primaria en valenciano no pudieron hacerlo en el nivel superior obligatorio. Los motivos son dispares, pero se resumen en que el centro adscrito no ofrece educación en valenciano o no hay suficientes plazas para atender esta demanda. El resultado es que al final es imposible estudiar en valenciano.

Ante este panorama, Escola Valenciana presentó ayer al Síndic de Greuges, José Cholbi, una queja en la que solicita que se abra "una investigación de oficio" sobre la falta de oferta de enseñanza en valenciano en los centros públicos. "Pese a la miseria de la oferta actual, lo único que pretendemos es que se mantenga", aseguró ayer en Alicante, Àngel Martí, gerente de Escola Valenciana.

La cifra de centros de Alicante que ofertan valenciano es "irrisoria", tan solo un 10,6%, y el resto es monolingüe. En Valencia ronda el 22% y en Castellón llega al 42%. "La política lingüística del consejero Alejandro Font de Mora es de exterminio hacia el valenciano, dejarlo morir", asegura Martí que criticó el borrador de decreto de Educación que deja a los centros con Programas de Incorporación del Valenciano (PIV) con una asignatura obligatoria "como máximo" valenciano. El dirigente de Escola Valenciana advirtió de que "o cambian el decreto o tendrán una contestación severa en la calle, no podemos permitir el exterminio de la lengua propia".

Los profesores que acudieron ayer a la convocatoria de Escola Valenciana en Alicante pusieron como ejemplo el IES de Mutxamel, que este año impartía un curso de línea en valenciana y dos de PIV (Programa de Incorporación del Valenciano), pero han aumentado la ratio de 25 a 35 alumnos por aula y han suspendido la línea en esta localidad valenciano-hablante. "Minimizan la oferta y ponen problemas", resumió Ismael Vicedo, de Escola Valenciana en Alicante.

El colectivo presentó ayer una Guia de l'ensenyament plurilingüe als instituts con recomendaciones a padres y docentes para garantizar la oferta en valenciano. Al tiempo que presentaron unas quejas tipo para que las presenten al Síndic de Greuges todas aquellas personas que se hayan sentido marginadas por no poder matricularse en valenciano o porque una vez matriculados en valenciano las clases se imparten en castellano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 02 de junio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50