_
_
_
_
_

Libertad bajo fianza para un imputado en el 'caso Poniente'

El empresario Juan Antonio Galán quedó ayer en libertad bajo fianza de 300.000 euros tras pasar casi siete meses en prisión por su presunta implicación en la trama corrupta de El Ejido. La juez encargada del caso, Montserrat Peña, también le retiró el pasaporte y le ordenó comparecer semanalmente ante el juzgado. Entre las medidas cautelares impuestas a Galán, se ha incluido la prohibición expresa de mantener relaciones comerciales con el Ayuntamiento de El Ejido así como la sociedad mixta Elsur.

Esta restricción se deriva del papel clave que los investigadores atribuyen al empresario dentro del entramado de empresas creado en torno a Elsur para enriquecerse a costa de las arcas municipales. Las escuchas telefónicas y los informes que obran en el sumario evidencian una relación de privilegio de Galán con el alcalde de El Ejido, Juan Enciso, con el que coincidía en una sociedad, y con el ex interventor municipal, José Alemán.

Detenido el 20 de octubre y trasladado en marzo a la prisión de Alicante, donde estaba a punto de cumplir su séptimo mes entre rejas, a Galán se le acusa de cohecho, tráfico de influencias, falsedad documental, blanqueo y malversación. En cuestión de horas, sin embargo, quedó depositada la fianza fijada para él, la más alta de todas las impuestas por el caso Poniente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_