Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS | Poesía

Poesía del humor trascendental

Poesía. El nadaísmo, movimiento poético surgido en Colombia a finales de los años cincuenta, fue al principio una combinación de proclama estética y misticismo vanguardista al estilo de Dadá, al que su mismo nombre religa: "Es una revolución en la forma y el contenido del orden espiritual imperante en Colombia", escribió Gonzalo Arango en su Primer Manifiesto. "Para la juventud es un estado esquizofrénico-consciente contra los estados pasivos del espíritu y la cultura". A diferencia de otros ismos americanos que apenas fueron más allá que su acta fundacional, la obra de los nadaístas brilla hoy con gozosa intensidad. Por el rico, sutil humor que lo anima; por esa capacidad de volver dócil la lengua y su fijación, a la vez aguda y despojada de toda solemnidad. Una actitud que no parece haber tenido descendencia, ni en su país ni en todo el ámbito de la lengua.

Antología del Nadaísmo

Edición y prólogo de Armando Romero

Biblioteca Sibila. Sevilla, 2009

321 páginas. 14 euros

En una época en que Colombia empezaba a hundirse en su particular pesadilla de violencia omnímoda y delirante, cuando -al decir de Amílcar Osorio- "la divina providencia se lanza desde un octavo piso" y ya no rige el "axiómetro olvidado en el ático / de la servidumbre", los nadaístas demostraron que se puede hacer poesía con sorna mucho más arriba de la mera chanza, acreditando en la circunstancia fugaz una valencia universal. Además de Osorio, forman parte de esta antología Gonzalo Arango, Jaime Jaramillo Escobar, Jotamario Arbeláez, Alberto Escobar, Eduardo Escobar, Darío Lemos, Jaime Espinel, Jan Arb y Armando Romero (quien hace además de editor y prologuista). El grandioso Jaramillo Escobar, de quien Pre-Textos había publicado en 2000 los Poemas principales, practica un versículo que, partiendo de las proposiciones más insensatas -"Mi felicidad no es efímera porque no depende de circunstancias contingentes. / He sido y seré siempre feliz", por ejemplo- remonta el poema a un torbellino de alta tensión lírico-cómica. La Biblioteca Sibila, nacida con la voluntad de acercar al lector libros de referencia de poesía de todo el ámbito del castellano, en ediciones austeras y pulcras, cumple con esta Antología del Nadaísmo un acierto trascendental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de mayo de 2010