El cadáver de un bebé lleva año y medio en un congelador

Los padres de un bebé muerto hace año y medio en Almería aguardan desde entonces que el Instituto de Toxicología de Sevilla analice las muestras de su autopsia. A falta de resultados, el cadáver del niño, que falleció durante el parto, permanece en el Instituto de Medicina Legal de Almería.

Los forenses alertan desde el pasado verano de que el cuerpo del pequeño corre un elevado riesgo de descomposición, por lo que el juzgado que investiga el caso se ha dirigido al Instituto de Toxicología de Sevilla para que acelere al máximo el proceso y concluya sus pruebas. Con ellas, los padres podrían recuperar el cuerpo de su bebé, sobre el que se investiga si murió por negligencia médica.

Por este caso, "especialmente grotesco, pero en absoluto excepcional", según explicó el letrado de la familia, la asociación El Defensor del Paciente remitió ayer un escrito al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, apremiándole a solucionar el "hacinamiento y masificación de casos" del centro sevillano.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS