Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Ángel Torres se reúne con Manolo Jiménez

El ex entrenador del Sevilla resta importancia al encuentro y lo califica de "coincidencia"

El presidente del Getafe, Ángel Torres, se reunió ayer por la tarde en el hotel Alfonso XIII de Sevilla con el ex preparador del club hispalense, Manolo Jiménez, relevado del cargo el 24 de marzo pasado tras caer en octavos de la Champions con el CSKA y por los malos resultados en la Liga, con el equipo fuera de los puestos que dan acceso a la Liga de Campeones. El encuentro, en la cafetería del establecimiento, duró poco más de media hora y a él asistió el representante del entrenador, Álvaro Torres. A su conclusión Torres se fue a presenciar la corrida de la jornada en La Maestranza, con Julio Aparicio, Morante y Cayetano en el cartel y toros de Jandilla. Míchel, el técnico del Getafe, no dio ninguna importancia a la reunión, que se produjo el día siguiente de perder 3-2 en Tenerife, y la consideró "un encuentro casual" mientras recordaba que le queda un año más de contrato. La temporada pasada, hace justo un año, sucedió a Víctor Muñoz con cinco jornadas por disputarse y salvó al equipo madrileño del descenso. El Getafe es octavo con 47 puntos, el Villarreal ocupa con 49 la última plaza que se premia con un billete para la Liga Europa. Aunque Jiménez también insistió en que se trataba de "una coincidencia", otras fuentes apuntaron que el cónclave ya había sido fijado con antelación y que en él se trataron las condiciones para que el ex entrenador del Sevilla dirigiese al Getafe el curso que viene.

El presidente del Getafe piensa que Míchel se irá a 'un grande' a final de curso

La realidad es que Torres considera que Míchel tiene varias ofertas sobre la mesa y la temporada que viene dará el salto a un conjunto de más caché. A eso se une que las relaciones no son excesivamente cordiales entre el dirigente y el cuerpo técnico, en el que Juan Eduardo Esnáider figura de segundo. A las tradicionales intervenciones del mandatario en la gestión deportiva se unió la polémica que se generó alrededor de Adrián González, el hijo del entrenador. El centrocampista ya formaba parte de la plantilla antes de que llegara Míchel y Torres aseguró que le cedería en el mercado de invierno cuando la grada arremetió contra el jugador. El futbolista no se movió de su sitio. "Bueno, no es algo que sorprenda, el trato tampoco fue bueno con Quique Flores, con Laudrup... Acaparaban demasiado protagonismo en una casa muy presidencialista", observa un empleado del Getafe que reclama el anonimato. Schuster es el único técnico de los antecesores de Míchel que mantiene el trato con la plana mayor del conjunto azulón. La presentación del entrenador alemán ocurrió el día después de que el propio Torres asegurara que había fichado a Benito Floro y Pepe Carcelén como su hombre de confianza. "Por eso, la reunión con Jiménez hay que tomarla con calma. Además, no cumple con el perfil que ha dado tanto éxito a la casa: ni es mediático ni sobresale por su fútbol ofensivo", insisten desde el propio Getafe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2010