Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los represaliados recuperan su nombre

Una raya. Ésa es toda la información que aparece en el Registro Mercantil de Sevilla como causa de defunción de Manuel Marín. Este tallista de madera fue fusilado en septiembre de 1936. Militaba en el Partido Comunista. Otras 12.915 personas en la provincia fueron asesinadas durante la Guerra Civil y la dictadura. El franquismo las eliminó también sobre el papel. Ciudadanos cuyos rostros, en algunos casos, integran ahora una exposición en la Casa de la Provincia de la capital andaluza, que permanecerá abierta hasta el próximo día 28, con paneles que explican el proceso de identificación de los represaliados andaluces.

La muestra Todos los Nombres, organizada por la Confederación General del Trabajo y la Asociación Andaluza para la Memoria Histórica, forma parte de un proyecto más amplio cuyo eje es una base de datos en Internet de igual nombre.

"Del 18 de julio de 1936 [fecha del golpe de Estado franquista] al 31 de diciembre, sólo hay 97 personas en el Registro Civil", cuestiona el historiador José María García Márquez, uno de los más de 200 investigadores que trabajan con Todos los Nombres. Según el proyecto, 52.000 asesinados andaluces no existen oficialmente. Por ellos, la Junta y la Diputación de Sevilla acordaron ayer exhumar la fosa de Gerena (Sevilla), donde se cree que están enterradas 14 mujeres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 2010