Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Motorola lanzará hasta 20 móviles este año, la mayoría basados en Android

"Queremos llevar los teléfonos inteligentes al mercado de masas", asegura el responsable de móviles de la empresa

Hemos resucitado. Es la idea que transmite casi a cada frase Sanjay K. Jha, consejero delegado de la división de móviles de Motorola. Y lo dice apenas sin inmutarse, dos días después de haber anunciado nuevos terminales: Milestone, la versión europea del exitoso Droid, y Quench, también basado en el sistema operativo de Google. "Este año el foco principal es Android. En el 2011 tomaremos decisiones sobre otras plataformas". La empresa se propone lanzar a nivel mundial este año hasta 20 modelos de teléfonos móviles, la mayoría basados en Android

Recibe a un reducido grupo de medios internacionales en un lujoso hotel apartado del ritmo frenético del Mobile World Congress. Pero no tarda ni un minuto en disparar: "Motorola se ha reinventado muchas veces. Ahora apostamos por los smartphones y por ofrecer servicios móviles integrados. Queremos extenderlos a todas las capas, llevarlos al mercado de masas".

Motoblur, un servicio que agrega en la pantalla inicial del móvil toda la actividad online, será clave para conseguirlo, dice Jha. "Lo incluiremos en la mayoría de los próximos terminales". Otros, como Samsung y Microsoft, con su nuevo sistema Windows Phone 7, se han apuntado a la misma idea.

Sin embargo, en un Mobile World Congress plagado de aplicaciones y tiendas virtuales, Sanjay se muestra cauto al respecto. "No tengo claro que sea necesario tener una plataforma propia para ofrecer buenas aplicaciones. Con Android ya lo hacemos. El tiempo dirá si la estrategia vertical de Apple y RIM o la horizontal de las operadoras, triunfará".

Mientras tanto, Motorola ya ha vendido más de dos millones de unidades de sus nuevos táctiles: Droid y Cliq (Dext, en Europa). No lo suficiente para recuperar el primer puesto en EE UU, arrebatado por Samsung. A nivel mundial, el fabricante norteamericano disfrutó sólo del 4,6% de cuota en teléfonos inteligentes el último trimestre de 2009, según IDC, por detrás de Nokia, RIM y Apple.

"Sinceramente, no me preocupa tanto la cuota de mercado como ofrecer terminales y servicios diferenciales. Y eso creo que lo hemos conseguido". Cuando se le pregunta por el iPhone, esquiva el dardo con una sonrisa. "No sueño ni tengo pesadillas con Apple". Pero se pone serio otra vez al hablar de la convergencia entre móviles, tabletas y ordenadores.

"Creo que la gente necesita llevar la información en el bolsillo. Para crear hojas de cálculo, presentaciones... sí necesitas pantallas grandes. Pero si el consumidor no puede guardar el equipo en el bolso, entonces el negocio es de nicho", explica.

Resucitada Motorola, y con apenas año y medio en el cargo, Sanjay se enfrenta ahora a otros dos enormes retos: retornar a los beneficios en el último trimestre del año (la unidad de móviles lleva en pérdidas desde el 2007) y lograr que la anunciada escisión de la compañía en dos grandes unidades sea un éxito.

"Uniremos la unidad de móviles y televisiones por un lado, y la de soluciones de empresas y redes por otro. El cambio será efectivo a comienzos del 2011", asegura. "Combinar el negocio de televisores y terminales tiene sentido: ambos equipos compartirán muchos servicios en el futuro". Y por su seguridad al hablar, parece que también funcionará. "Sólo existe un plan A. No hay alternativa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de febrero de 2010