Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castedo reabre el centro al tráfico para apaciguar a los comerciantes

Creará un by-pass en horario comercial en la calle San Fernando de Alicante

El pulso lanzado por el pequeño comercio de Alicante al Ayuntamiento por el cierre del tráfico de acceso a parte del centro tradicional ha tenido un efecto inmediato. Recién iniciada la campaña de recogida de firmas organizada por los comerciantes, el Ayuntamiento convocó de forma urgente una reunión para darle una salida a esta crisis. Y ello, pese a que el jueves la alcaldesa Sonia Castedo, del PP, había anunciado que la solución llegaría la semana próxima. Eso sí, el comercio se ha tenido que conformar con la única opción que le ha ofrecido el Consistorio, que se niega a reabrir el tráfico por la plaza del Ayuntamiento hacia la Rambla, cortada desde el pasado diciembre.

El Ayuntamiento creará un by-pass en horario comercial en la calle San Fernando de forma que entre la plaza del Mar y la calle Capitán Meca la circulación será alterna en un tramo de doble sentido. La medida, aunque aparatosa, está prevista como definitiva. Durante el resto de la jornada, el tráfico mantendrá la dirección actual, de salida hacia la playa.

"No podemos permitir que la peatonalización de la plaza del Ayuntamiento perjudique al comercio", defendió tras la reunión Castedo, escoltada a su izquierda por el presidente de los comerciantes de Alicante, Pedro de Gea, y a su derecha por los concejales de Tráfico y Comercio, Juan Seva y José Antonio Sobrino, respectivamente. La alcaldesa detalló que el lunes empezará el estudio semafórico de esta reordenación para que la medida entre en funcionamiento lo antes posible: "Si en vez de en 15 días lo podemos tener en siete días, mejor", resumió.

En la reunión con la alcaldesa y los dos concejales estuvieron presentes una amplia representación de las cuatro asociaciones de comerciantes del centro tradicional. Organizaciones que han sufrido una fuerte caída de ventas desde que la plaza del Ayuntamiento se peatonalizó y se cerró el tráfico por la misma desde la playa a la Rambla. El encuentro fue tenso.

"Esperemos recuperar el tráfico y el dinamismo que había en la Rambla", deseó tras el encuentro De Gea. El dirigente empresarial consideró que la medida propuesta "es la única solución". El comercio, aunque escéptico, confía en no tener que recurrir a las protestas acordadas.

El PGOU se mira pero no se toca

La revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante, que debe sustituir al vigente desde 1987, se está dilatando demasiado. El Ayuntamiento quería sacarlo a una tercera exposición pública antes de finales del año pasado, pero el tiempo pasa y la tramitación del documento aún no está acabada. Ayer Sonia Castedo, explicó que al final no volverá a someter el planeamiento a otra exposición pública con alegaciones porque "significaría un retraso de cuatro o cinco meses más".

"Ya es hora de que la ciudad pueda sacar adelante y tramite su plan general", espetó. Tras la reunión con los comerciantes, Castedo recordó también que la ley obliga únicamente a realizar una exposición pública. "¿Por qué en Alicante hay que exponerlo tres veces?", planteó. La alcaldesa defiende que técnicamente no existen modificaciones que obliguen a otra exposición.

Por otro lado, la Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica criticó ayer que la creación de un "recuerdo" de las víctimas del bombardeo de Alicante del 25 de mayo de 1938 esté pendiente de que el consistorio reconozca que el ataque fue perpretado por tropas fascistas. La comisión ha realizado una carta abierta a Castedo en la que lamenta que no haya accedido a reunirse con el colectivo pese a las "repetidas solicitudes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 2010

Más información