Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía acusa a un edil de La Vila de intentar sobornar al dueño del Atrium

El Juzgado número 4 de Alicante ha abierto diligencias por un supuesto cohecho de Pedro Lloret, concejal independiente de La Vila Joiosa, al empresario del hotel Atrium. El complejo se levantó en primera línea del mar, con un exceso de obra de 53.000 metros cuadrados sobre lo autorizado por el planeamiento.

El propietario de Atrium, el empresario Francisco García Martínez, denunció los hechos en la Fiscalía de Alicante en junio de este año. El pasado 5 de octubre la Fiscalía remitió la denuncia al juzgado al entender que "pueden ser constitutivos de delito". De acuerdo con la denuncia del promotor, en el verano de 2004 un supuesto intermediario de Lloret lo citó en Alicante. En la reunión, esa persona le comunicó que el edil estaba dispuesto a retirar los recursos judiciales contra el proyecto a cambio de dinero (una cifra millonaria, según algunas fuentes). El supuesto intento de soborno está grabado.

La ilegalidad urbanística del complejo se destapó en septiembre de 2003 a raíz de dos accidentes laborales que costaron la vida a tres obreros. En paralelo, Lloret inició un constante litigio contra el promotor para frenar el proyecto y demoler el exceso de la obra. El concejal declinó ayer comentar la denuncia: "Me defenderé", señaló. "Tengo la conciencia tranquila, evidentemente que nunca envié a nadie en mi representación", añadió.

Mientras, fuentes de la empresa hotelera han señalado que no acudieron antes a los juzgados a denunciar los hechos, porque el edil nunca cesó en sus litigios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de noviembre de 2009