Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cobo y su realidad

El artista tarifeño presenta en Málaga obras de una década en tonos grises

Vive y crea en su retiro malagueño de Alhaurín el Grande y allí es donde ha conformado para el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga su primera gran exposición individual del siglo XXI, una muestra en apariencia serena pero llena de ilusionismo, tensiones, mensajes ocultos, guiños perversos, juegos malabares e ironía. Chema Cobo (Tarifa, 1952) ha compilado en Out of frame 33 obras realizadas en los últimos 10 años que podrán verse hasta el próximo 24 de enero. En ellas encontramos a un Cobo preocupado en liberar la obra de todo aquello que distrae; es el espectador el que debe ser hábil y perspicaz para descubrir que las cosas no son lo que parecen. Out of frame se presenta como una secuencia de obras en las que el orden lo determinan el visitante.

Durante la inauguración de la exposición el pasado viernes, Cobo se definió como "un hombre más de literatura que de visitar exposiciones". "Viviendo en tierra de Picasso, habiendo sido un seguidor de Picasso en mis inicios y habiendo usado muchos de sus recursos, hago digestiones de distinto tipo para terminar haciendo estas cosas, a veces inclasificables".

El artista tarifeño recalcó que esta exposición tiene la "virtud" y el "defecto" de ser "inclasificable", y señaló que los trabajos que exhibe el CAC Málaga corresponden a varias series mezcladas. Se trata de una exposición "muy abierta". "Uno puede pasear de mil maneras y encontrar mil formas de leerla y releerla", aclaró. Buena parte de las obras de Out of frame se exhiben por primera vez, como Hollow (2009) o la impresionante Outlook (2009).

Uno de los principales objetivos de Cobo ha sido liberar su obra de color y de cualquier otro elemento prescindible, haciéndola más oculta e intelectual. "Las tonalidades grises y la luminosidad nos permiten llegar a la esencia misma de las cosas, el tecnicolor cotidiano lo frivoliza todo, nos hace tener una visión de la realidad sin matices", añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de octubre de 2009