Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CIG mantiene la huelga del metal pese a una nueva oferta

Las centrales reconocen que las empresas están al límite

Los mediadores de la Consellería de Traballo dirigida por Beatriz Mato adoptaron ayer una decisión salomónica: proponer a trabajadores y empresarios que negocian el convenio que asuman una subida del 3,85% en el convenio los próximos tres años. Desglosado, significaba aplicar un 1,1% en 2009, un 1,5% en 2010 y un 1,25% en 2011 además del IPC, que si fuera negativo no se tendría en cuenta. A cambio, Traballo pedía una tregua que no se producirá, a juzgar por la reacción de la CIG. El sindicato nacionalista avanzó que la subida planteada "no es suficiente". Miguel Anxo Malvido, su secretario del metal, añadió que para ellos resulta "inaceptable" mientras los trabajadores no digan lo contrario.

Por lo tanto, los paros continuarán hoy en las empresas con convenio provincial y mañana se extenderá a todas las demás. Manuel Golpe, secretario del metal de UGT, dejó claro que mantendrá la "unidad de acción", con las otras fuerzas pese a que no apoya la convocatoria de mañana. Ramón Sarmiento, de CC OO, reconoció que hay empresas en situación crítica: "No vamos a permitir que la falta de acuerdo o la duración de la negociación ponga al sector en una situación más delicada de la que está". Enrique Mallón, portavoz de la patronal, eludió valorar el nuevo techo salarial que ha sugerido la Administración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de junio de 2009