Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLAKCBERRY

Wall Street cambia de 'novia'

JEFF SEGAL

En tiempos de vacas gordas, ser banquero de inversión -o al menos parecerlo- era atractivo. Eso hacía que los nuevos aparatos de Research in Motion (RIM) fuesen el accesorio de moda para los aspirantes a agentes y para los acólitos de la ingeniería financiera. Pero si las cifras más recientes de RIM sirven de indicativo, ser banquero de inversión parece un poco pasado de moda.

Las Blackberrys eran un elemento habitual para los profesionales financieros. Según los analistas, los de Wall Street y sus primos extranjeros suponían más del 15% de todos los abonados de RIM hace unos años. Por lo tanto, es perfectamente natural que los aspirantes a financieros, quizá envidiosos del dominio de los banqueros en centros económicos como Londres y Nueva York, comprasen compulsivamente los teléfonos para emularlos.

Mientras que eso tal vez les ayudase a conseguir mesa en restaurantes de moda como Per Se, sin duda RIM se beneficiaba. La empresa canadiense se hizo con un enorme 55% del mercado de los teléfonos inteligentes. El problema es que las cifras declaradas en el último trimestre parecen dar a entender que la marea está cambiando.

RIM vendía el pasado trimestre 7,8 millones de Blackberrys, un 6% menos de lo esperado. Y el aumento de abonados fue un 10% inferior al previsto. La empresa no puede culpar al mercado de teléfonos inteligentes, en el que las ventas aumentaron un 13% en mayo, a pesar de la reducción del gasto de consumo.

La envidia por la Blackberry quizá haya sido sustituida por un nuevo objeto de deseo: el iPhone de Apple. Las ventas del aparato de moda se duplicaban con creces el trimestre pasado. Y la empresa acaba de sacar una versión más rápida y barata, lo cual probablemente le dé un nuevo empujón al teléfono.

Ahora que los gobiernos populistas de todo el mundo acusan a los banqueros de ser los ingenieros del Apocalipsis financiero, quizá el atractivo de la Blackberry haya desaparecido. Hasta el Pre, un nuevo aparato del casi difunto fabricante Palm, parece beneficiarse de los intentos de diferenciarse de Wall Street. Palm podría vender más de medio millón de Pre hasta finales de agosto, según analistas de Pacific Crest.

RIM sigue siendo de hecho líder en el mercado de los teléfonos inteligentes. Y los teléfonos inteligentes representan sólo una pequeña porción de las ventas totales de teléfonos móviles (RIM no alcanza a los cinco primeros). Por lo tanto, las cifras publicadas por la empresa no significan que su futuro como accesorio de lujo esté acabado. ¿El atractivo de los banqueros? Ésa podría ser otra historia. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de junio de 2009