Los jóvenes necesitan el 86% de su renta para comprar un piso

La venta de viviendas cae un 33%, el mayor desplome registrado en años

Comprar un piso es algo que está fuera del alcance de la mayor parte de los jóvenes desde hace ya años. Pero en los últimos meses ha descendido ligeramente el esfuerzo que deben hacer para convertirse en propietarios de un techo. Los que tienen entre 18 y 34 años deben desembolsar de media un 86% de sus ingresos para hacer frente a una casa. Por ello, los jóvenes tendrían que ganar el triple para acceder a una vivienda libre y no endeudarse demasiado, según los datos del Observatorio Joven de Vivienda del último trimestre de 2008. A pesar de seguir siendo inabarcable, el esfuerzo necesario se ha reducido un 2% respecto al trimestre anterior. La causa es la reducción de los tipos de interés y de los precios de la vivienda.

Más información

Además, el Ministerio de Vivienda hizo públicos ayer unos datos que demuestran que la crisis del ladrillo todavía no ha tocado suelo. Entre enero y marzo de este año se vendieron 104.703 viviendas, un 33,3% menos que en el mismo trimestre del año anterior. Este desplome supera lo que ha registrado el ministerio desde 2004, y coincide a grandes rasgos con los datos que ya hizo públicos el INE.

Las transacciones de obra nueva, con un descenso del 21%, sufren más que las de segunda mano, que bajaron un 9%. Se invierte así una tendencia que comenzó cuando estalló la burbuja inmobiliaria en 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 10 de junio de 2009.

Lo más visto en...

Top 50