Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
36ª jornada de Liga

Juande cambia el discurso

Molesto con el club, el técnico visita al Villarreal forzado a ganar para aplazar el alirón del Barça

La primavera es una época de revelaciones. En estos meses de días inestables el fútbol le descubre a cada uno su verdad. A Juande Ramos también. Con el cambio de estación, los discursos del entrenador del Madrid han dado un giro. Hasta principios de mayo, el hombre insistió en que lo fundamental no era el estilo sino los puntos. Ayer, sin embargo, lamentó que el club y la prensa sólo le juzguen por perder un partido, el clásico contra el Barça (2-6). "Hace dos semanas era un candidato fuerte para entrenar al Madrid el año que viene y ya no lo soy", dijo. "¿Ya no valgo? Si el ganar o el perder un partido es lo que me tiene que hacer ser entrenador del Real Madrid, creo que es mejor que no lo sea. Preferiría no serlo".

"¿Hace dos semanas era un candidato a seguir y ahora ya no valgo?", dijo el técnico

Ahora Juande se queja de que la industria sólo lo valore por los puntos que es capaz de conseguir. El argumento, en su boca, resultó sorprendente. Lo mismo que su nuevo mensaje en relación a que la Liga está aún está abierta: "Todavía tenemos posibilidades. Nos agarramos a eso". Hasta hace dos semanas, sin embargo, Juande sostuvo que el Madrid no tenía margen de error. Desde entonces el equipo ha perdido seis puntos.

Juande ha elevado el nivel de los entrenamientos y ha sabido estimular a la plantilla. Si el Madrid ha sumado 78 puntos en este campeonato es gracias a la contribución del técnico manchego. Ayer el hombre decidió defender su trabajo a la luz de otros ángulos. Tal vez sea demasiado tarde. Si el Madrid no gana al Villarreal, hoy en El Madrigal, el Barça será el nuevo campeón.

El Madrid viajó a Vila-real deshilachado por las bajas. Marcelo, Gago y Pepe están sancionados; mientras que Metzelder, Guti y Sneijder lo son por lesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de mayo de 2009