Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Asafa Powell se lesiona en la Golden Gala

El atleta jamaicano sufre un calambre en la ingle, pero estará en Pekín

Se lo están poniendo fácil al jamaicano Usain Bolt. Si hace siete días Tyson Gay se lesionaba en los 200m de los trials estadounidenses, ayer fue la otra estrella jamaicana, Asafa Powell -el tercero en discordia para el oro de los 100m en Pekín-, quien sufría unas molestias musculares en la Golden Gala de Roma (Italia). El caribeño lideraba su semifinal hasta que, a 15 metros de la meta, frenó su impulso para entrar casi andando, quinto, con 10,19s. "No es grave, pero sintió unos calambres en la ingle", explicó su mánager, Paul Doyle. "Se recuperará, pero no arriesgará su participación en los Juegos", dijo para justificar su ausencia en la final, en la que se impuso el portugués Obikwelu (10,04s).

Por otro lado, Óscar Pistorius gastó otro cartucho en su carrera por competir en Pekín. Con la aprobación a sus prótesis artificiales en el bolsillo, el sudafricano acabó ayer séptimo en los 400m, con un tiempo de 46,62s, a 16 centésimas de su mejor marca personal, y lejos aún de la mínima exigida (45,95s) para participar en los Juegos Olímpicos. Agotada la opción de Roma, la última bala del sudafricano pasa por Lucerna (Suiza), el 16 de julio, un día antes de que la federación de su país anuncie la lista para los Juegos.

Era la segunda prueba de 400 del día, tras la ganada por el estadounidense Wariner, con 44,36s, que derrotó a Merritt en el último suspiro. Roma asistió, además, a otra exhibición en los 800m de la keniana Pamela Jelimo, de 19 años, que con su tercer triunfo (1m 55,69s) en la Golden League aún opta -junto a la saltadora croata Vlasic- al millón de dólares para el ganador de las seis citas. Quien dijo adiós al premio fue 1a hispano-nigeriana Josephine Onyia, sexta (12,85s), tras ganar en Oslo y Berlín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de julio de 2008