Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El candidato crítico a Viera promete "otras formas"

Demetrio Pérez pone su cargo a disposición de Chaves

"Lo digo alto y claro: me llamo Demetrio Pérez Carretero y me presento como candidato a la secretaría general del PSOE de Sevilla". Así arrancó ayer su presentación el aspirante crítico a liderar la agrupación más numerosa y con mejores resultados electorales de toda Andalucía. Pérez, de 44 años, competirá frente al actual secretario provincial, José Antonio Viera, de 62. El acto celebrado en un hotel de Sevilla asistieron alrededor de 400 personas, entre ellas la consejera de Justicia, Evangelina Naranjo, y parte del equipo de concejales del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, quien no estuvo al encontrarse en la Expo de Zaragoza.

El aspirante no mostró sus avales. La ejecutiva tiene el 70% de las firmas

Demetrio Pérez no dedicó ni una sola crítica directa a su adversario, pero sí muchas formuladas de manera lateral. Lo primero que prometió son "otras formas" y aseguró ser "de otra manera". Estas palabras hubieran caído en saco roto, si no hubiera ido más allá, pero para demostrar que no está aferrado al poder contó que ha puesto su cargo de delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla a disposición del presidente, Manuel Chaves, "por si lo considera oportuno". Eso quiere decir que si pierde en el congreso del próximo 19 de julio su cese estará cantando, si es que antes no presenta su dimisión.

Demetrio Pérez llegó a encandilar con sus palabras al auditorio hasta el punto de que a algunos veteranos militantes se les saltaron las lágrimas. "No me encontraréis nunca en el debate del clientelismo y de la intriga", "voy a defender el trabajo, el talante, la transparencia, el talento y el respeto", "pintemos de color nuestra acción política, de sentido común, de juego limpio, sin amenazas y sin miedo", "hay que sacar al partido de la tristeza". Estas fueron algunas de sus frases con las que espera convencer a los 429 delegados al congreso provincial, como hizo Rodríguez Zapatero en un conclave que teóricamente tenía perdido o como ha hecho Barack Obama en las primarias demócratas. "Yes, we can" [Nosotros podemos], dijo emulando al candidato estadounidense. Pero Demetrio Pérez no es Obama y Viera no es la senadora Clinton. Lo que cuenta en los congresos son los números. Los avales que ha reunido ya la ejecutiva provincial ronda el 70% de los compromisarios, mucho más de 25% exigido para presentar candidatura.

El equipo de Demetrio Pérez dice tener los avales obligatorios. Necesita al menos 107, pero el caso es que no los ha presentado y en un correo enviado ayer a la dirección aseguró que lo hará, como es pertinente, el mismo día del cónclave, aunque no descarta hacerlo antes. Muchos son los que dudan de que alcance la cifra necesaria, sobre todo a raíz de los pronunciamientos de dirigentes con gran prestigio interno en el PSOE a favor de Viera como son los de Emilio Carrillo y el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, ambos amigos personales de Pérez. Es muy posible que en los próximos días Viera sume otros apoyos significativos.

Consciente de que parte en desventaja, Demetrio Pérez intentó insuflar ánimo a los suyos para dar la vuelta a los pronósticos: "Hay partido por jugar. Aquí el agua es más limpia y transparente. Imaginad un PSOE unido, donde nos riamos cerca de los ciudadanos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 2008