Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:fondos

En busca de los réditos anhelados

Madrid Rentabilidad Anual se fija un objetivo de rentabilidad cada 12 meses

El fondo que se analiza esta semana, Madrid Rentabilidad Anual, pertenece a la categoría de fondos de renta fija a corto plazo en euros. La peculiaridad de este fondo es que su gestión está encaminada a la obtención de un objetivo de rentabilidad que se fija cada 12 meses para el periodo de los 12 meses siguientes (la última señalización de ese objetivo se produjo el 1 de agosto del año pasado y se situó, para el próximo 12 de septiembre, en un 4,15%). Ese objetivo de rentabilidad, según Susana Sánchez, directora de Renta Fija de Gesmadrid, "no está garantizado, pero todos los esfuerzos del equipo de gestión se dirigen a conseguirlo".

La cartera del fondo está muy diversificada, siendo la concentración más alta, un 12,5%, la que corresponde a la inversión en deuda pública francesa; un 14,4% está repartido entre las emisiones de dos bancos hipotecarios alemanes, y un 4,5% adicional está colocado en la emisión de un landesbank (estas entidades son los bancos públicos regionales alemanes).

El resto está muy repartido entre diferentes emisiones de pagarés de cajas de ahorros. En palabras de Sánchez, es precisamente el mantenimiento de la inversión en pagarés lo que constituye "el mayor acierto en la gestión del fondo durante los últimos meses", sin dudar de que, a pesar de las turbulencias en los mercados de crédito, "las cajas de ahorro españolas seguían proporcionando un elevado nivel de seguridad y de solvencia". El mantenimiento de esa inversión es lo que le permite al fondo mantener un plus de rentabilidad sobre la que proporciona la deuda pública. El requisito para la inversión en pagarés es que gocen de la máxima o cuasi máxima calificación crediticia por parte de las agencias Standard & Poor's y Moody's.

Sobre la situación de los mercados financieros y la pretendida vuelta a la normalidad que algunos están empezando a dar por hecho, Sánchez se muestra cauta y prefiere no dar el problema por solucionado de manera prematura. No le parece que estuviera justificado en estos meses atrás el que el rendimiento de los bonos del Tesoro español con vencimiento a 10 años superara al de la deuda pública alemana en 0,45%. En el momento de hacer el comentario las cosas estaban volviendo poco a poco a su cauce y ese diferencial de rentabilidad se había reducido al 0,27%: "Aunque no esté justificado, es bastante normal que, en los momentos de pánico en los mercados, la diferencia entre lo que debe pagar por endeudarse el mejor prestatario de la Unión Europea [Alemania] y los demás tienda a aumentar". Aunque, por tratar de objetivar el fenómeno, esta gestora opina que "quizá ese exceso que tiene que pagar el Tesoro español tenga que ver con el previsible deterioro de las cuentas públicas en nuestro país".

La exageración del movimiento en los meses pasados tenía que ver también, según Susana Sánchez, con la "falta de liquidez que ha estado afectando a todos los mercados desde hace meses, incluido el de deuda pública".

Las comisiones y gastos anuales (TER) que la gestora carga al fondo ascienden al 0,52% sobre el patrimonio total, poco más de la mitad de la media de gastos para la clase de fondos con parecida política de inversión, que es del 0,94%. -

Juan Ignacio Crespo es director europeo en Thomson Reuters.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 2008