Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:36ª jornada de Liga

A Bojan sólo le falta el Bernabéu

El delantero del Barça bate todos los récords de precocidad y tiene mejores estadísticas que Raúl en el año de su estreno

Samuel Eto'o le pegó una patada fea a Silva. Independientemente de si fue o no voluntaria, la tarjeta amarilla acarreaba un partido de suspensión. Ante el Madrid; el día del pasillo. Su lugar lo ocupará hoy seguramente el imberbe Bojan Krkic (Linyola, Lleida; 1990), que ya ha atrapado a Messi en la tabla goleadora de Liga (10) y está a cuatro del propio Eto'o, pichichi del equipo. "Otra cosa quizá no", defiende Deco; "pero a Bojan le sobra gol". Tanto, que si se le compara con el madridista Raúl, el precedente similar en cuanto a revuelo mediático como estilo y capacidad futbolística, sale ganando. Hoy, en su primer clásico, se estrenará en el Bernabéu. Bojan, que prefiere medirse a un Madrid ya campeón para que no celebrara el título delante de sus narices, ya ha avisado de que quiere marcar un gol y, de paso, besar el escudo de la zamarra.

"Si se le deja trabajar y disfrutar, hará cosas muy importantes en el equipo", apunta Puyol

Eusebio: "Aprende mucho; a su edad, lo bueno y lo malo enseñan por igual"

Raúl contabilizó en el año de su debut un total de 10 goles: nueve en la Liga y uno en la Champions. Bojan, a falta de tres encuentros para que se termine la competición doméstica, suma 12 (10 en Liga; uno en la Copa de Europa; y uno en la Copa). O, lo que es lo mismo, un gol cada 172 minutos. "Bojan me recuerda a Raúl", convienen al unísono Xavi e Iniesta, dos de los jugadores que más se han esforzado en integrarle en el grupo. "Pero eso lo consigue él solito porque es un encanto", le elogia Sylvinho, que ayer renovó por una temporada con el Barça. Los jugadores, en cualquier caso, lo protegen como niño que es. Al punto de que la semana pasada, cuando Deco le soltó una patada en el entrenamiento, el vestuario le recriminó su actitud.

Con 17 años y 251 días, Bojan es el jugador más joven de la Liga. Le siguen Camacho (Atlético) y Aquino (Murcia), que marcaron esta jornada. Desde el club se relamen con el punta; no sólo superó la marca de precocidad en golear con el Barça -en el amistoso ante el Al-Ahly-, sino que fue el más joven en alcanzar la selección sub 21 de la historia y, de no ser por unos mareos, hubiese debutado en la absoluta ante Francia. También es el segundo más joven en marcar en la Champions, tras Oforiquaye (Olympiakos).

Bojan, que está preocupado porque este trimestre no le han ido tan bien las notas como de costumbre, y que al acabar la Liga se examina de castellano, catalán, filosofía e inglés, vive para el fútbol. Su actitud, nada viciada, le define. Ante el Valencia, marcó las dos últimas dianas (6-0). Era un partido intrascendente y sus tantos no suponían mucho, pero Bojan no se contuvo de alegría y los celebró. "Hay que dejarle trabajar. Que disfrute porque, si sigue así, aportará muchísimo a este equipo", incide Puyol, capitán del Barça. El vestuario opina lo mismo.

"Como se dice aquí, es un crack", argumentó el Zambrotta desde el aeropuerto de Barajas, donde los empleados le pidieron a Bojan fotografiarse junto a él. "Este año se ha confirmado. Se mueve con mucha inteligencia y su personalidad está por encima de los de su edad", apuntó Rijkaard. "Ha aprendido y crecido mucho porque, a su edad, lo bueno y lo malo enseñan por igual. Él ha asimilado muchas cosas que ha visto, no sólo futbolísticamente", concluyó Eusebio, ayudante de Rijkaard. "Que siga así porque lo está haciendo muy bien", dijo Raúl al día siguiente de ganar la Liga. Palabra del 7 blanco, de su rival de hoy.

Bojan y Raúl, cara a cara en lalistaWIP

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de mayo de 2008