Crónica:34º jornada de LigaCrónica
i

Empate a nada con mucho en juego

El reparto de puntos aleja al Murcia y al Sevilla de sus metas

Lo agotada que está ya la Liga no se puede explicar mejor que con el partido de anoche en la Nueva Condomina. Sin fútbol, sin entusiasmo, sin belleza, sin ritmo y hasta un poco sin sentido. Los anfitriones se supone que todavía se tienen que creer que su trabajo les puede librar del descenso. Y los visitantes se dice que aspiran a repetir pandilla con la élite del fútbol europeo que habita en la Liga de Campeones. Lo que pareció ayer fue que había muchos protagonistas más preocupados de las cosas que desean o temen que les toque vivir en la próxima temporada que de aquello por lo que sus conjuntos aún luchan en la actual.

Menos se le puede reprochar al Murcia que al Sevilla. Los de Clemente estuvieron toscos, casi siempre intrascendentes, pero más cerca de lo que se considera que pueden dar de sí. El Sevilla sigue siendo el escenario de fenómenos inexplicables, como que Poulsen sea ahora incapaz de dar una patada a un bote o que lo único que certifica que Keita jugó sea que su nombre aparece en el acta arbitral o que Koné siga pareciendo que se entrena con otro equipo... Lo único asumido del trabajo de los futbolistas del cuadro andaluz que se pudo ver tampoco es la mejor noticia. Luis Fabiano sigue a su bola, que esta vez fue buscar un gol para mayor gloria y reconocimiento propio y, si algo de esto le salpica a otro, como, por ejemplo, al club que el paga, mejor. Suya fue la mejor oportunidad, un tiro al palo tras una buena combinación con Alves al poco de empezar la segunda mitad. Y de Keita el fallo más ruidoso en el segundo de los dos centros al área de los que fue capaz Navas. El Murcia prefirió que se jugara cuanto menos y lo consiguió con faltas y desmayos varios. Y empató, lo que parece lo más parecido a nada.

MURCIA 0 - SEVILLA 0

Murcia: Carini; De Coz, Pignol, Cuadrado, Peña; Mejía, Kabous (Abel, m. 10; Rosiney, m. 88); Goitom (Baiano, m. 53), De Lucas, Dani; e Iván Alonso. No utilizados: Notario; Ochoa, Marañón y Richi.

Sevilla: Palop; Alves, Fazio, David Prieto, Crespo; Poulsen (Koné, m. 58), Keita; Navas, Renato (Maresca, m. 75), Capel (Duda, m. 79); y Luis Fabiano. No utilizados: De Sanctis; Dragutinovic, De Mul y Lolo.

Árbitro: González Vázquez. Amonestó a Mejía, Luis Fabiano, De Lucas, Abel y De Coz.

Unos 20.000 espectadores en la Nueva Condomina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 27 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50