Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Televisión

Confirmado: en Euskadi no hay quien ligue

Un programa de humor de ETB no logra movilizar a los vascos contra la escasez de aventuras amorosas

Esa frase de que "en Euskadi es imposible ligar" ha dejado de ser un mito, como se creía, y ha pasado a ser una realidad. ETB-2 sólo consiguió reunir ayer a un pequeño grupo de personas en la manifestación promovida por la televisión pública vasca bajo el lema Aquí no hay quien pille. La protesta, comunicada incluso a la Ertzaintza, pretendía congregar al mayor número posible de jóvenes que no ligan para promocionar el nuevo programa de humor Euskadi comanche -se emite los miércoles por la noche-, que se guiará con un esquema similar al del exitoso Vaya semanita.

Todo estaba listo (pancartas, consignas, camisetas, megafonía...), pero faltó el público. Sólo se acercó un puñado de gente, lo que demuestra "la frialdad de los vascos para el arte de pillar", en palabras del director del programa, Borja Echevarría. "La gente mira, pero no da el paso. Teníamos razón: en Euskadi no se liga", señaló Iñaki Urrutia, cómico y presentador del programa.

El equipo de Euskadi comanche había desplegado una amplia campaña de difusión llamando a la manifestación mediante carteles, comunicados de prensa y noticias por su canal televisivo. Llegaron incluso a colocar un anuncio clasificado en un periódico con el siguiente texto: "Maitane. 19 años, abertzale. Cuerpazo de la tierra. Te hago el beso de Oñati y la postura del arrantzale. En el orgasmo te suelto el irrintzi. Abstenerse constitucionalistas...".

Sin embargo, la protesta finalmente no logró el éxito esperado. Echevarría se mostró sorprendido, porque su idea había tenido eco incluso en "una emisora de Colombia y un periódico de Paraguay". Los jóvenes donostiarras, no se sabe si porque estaban ligando en ese momento, dieron la espalda a la manifestación.

Euskadi comanche, estrenado el pasado miércoles, pone en clave de humor temas de la actualidad vasca. "Los vascos nos tenemos que reír de nosotros mismos", apunta su director. Para ello emplean formatos como los sketches de humor, cámaras ocultas, anuncios falsos en presa o encuestas a pie de calle. El próximo miércoles pasarán el resultado de su reivindicación del ligue en el Bulevar donostiarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de febrero de 2008