Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exposición inicia en Vigo el centenario de Laxeiro

A lo largo de este año, Lalín compartirá con Vigo la tarea de ejercer como sede principal del homenaje al pintor Laxeiro en el centenario de su nacimiento. Por biografía personal y singladura profesional, ambas localidades son ejes del universo laxeiriano. Nacido en la capital dezana en 1908, José Otero Abeledo falleció en Vigo en 1996, ciudad en la que desarrolló parte de su producción artística. La fundación que lleva su nombre en Vigo inauguró ayer una muestra de dibujos inéditos centrados en la anatomía humana que se podrá visitar en la Casa das Artes hasta el 4 de mayo.

Es la sexta exposición que produce la entidad con material de ilustración desconocido para el gran público. Debuxos inéditos VI. Anatomías es un acercamiento a una parte de su obra que se realiza dentro de la intimidad del estudio. El artista se descubre en medio del proceso, donde se comprueba que la aplicación del método ensayo-error encuentra en el dibujo su expresión más genuina.

Su estancia en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, entre 1931 y 1933, dotó al pintor de un conocimiento exhaustivo de la anatomía humana que reflejó en bocetos de apariencia naturalista. Más allá de los cánones, el paisaje rural de su infancia dejó una huella indeleble en la fuerza creadora del artista, visible a través de una estética corporal intransferible. La iconografía de la escultura románica y barroca de las iglesias rurales gallegas, por una parte, y, por otra, la fisonomía de sus paisanos, que siempre vinculó a sus respectivas actividades, fruto también de su experiencia visual.

Los estudiosos de la obra de Laxeiro coinciden en señalar la excepcional naturalidad que despliegan las expresiones corporales que dibuja su trazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de febrero de 2008