Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Osvaldo Reyes, pintor expresionista chileno

Los grandes muralistas mexicanos marcaron su obra

El jueves 27 fue sepultado en el Glenview Memorial Gardens de Toronto el pintor chileno, profesor y ex director de la Escuela Experimental Artística de Santiago, Osvaldo Reyes Herrera. Falleció a los 89 años en esta ciudad, en el hospital Scarborough, donde estuvo internado una semana tras sufrir un infarto cerebral. El miércoles 2 se efectuará una misa en su homenaje en Santiago.

Formado en la Escuela de Bellas Artes de Chile, Reyes partió becado en su juventud a México, donde estudió con los grandes muralistas de este país -David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, entre otros-, cuya influencia perduró tanto en el vigor expresivo y la luminosidad de su pintura, como en los trazos y formas de su dibujo.

Expositor permanente en la Galería de Arte de Ontario, ha presentado sus obras en la Universidad de York, de Toronto, en la Sala de Arte Moderno y en la Escuela de Bachilleres de México durante su residencia en este país. Desde Canadá mantuvo un estrecho contacto con su país natal, donde hizo en 2003 una muestra retrospectiva de su obra en el Museo de Arte Contemporáneo.

En México fue ayudante durante tres meses de la poeta chilena Gabriela Mistral. Un mural suyo, La Ronda, que muestra a niñas descalzas danzando, está inspirado en el poema homónimo de Mistral.

El pintor mexicano Raúl Anguiano sostuvo en 1987 que el estilo de Reyes lo sitúa "entre los maestros latinoamericanos como Guayasamín, Amelia Pérez o Portinari, con un toque de modernidad que lo emparenta con Léger y los expresionistas alemanes". Un crítico de arte chileno, Víctor Carvacho, afirmó en 1993 que Reyes "aborda los temas con realismo social, sin la virulencia de los mexicanos".

Luchó para ser artista. Hijo de un portador de equipaje del ferrocarril, tuvo que ayudar en su hogar para que sus siete hermanos terminaran su educación, mientras el estudiaba para ser profesor. Vivió y conoció de cerca la pobreza. En su primer destino como profesor, en la austral ciudad de Puerto Natales, impartió clases a alumnos que iban con sus pies desnudos a pesar del frío, en una pequeña escuela sin vidrios en las ventanas.

Socialista desde su juventud, cuando sobrevino el golpe militar de 1973 del general Augusto Pinochet dirigía la Escuela Experimental Artística, que becaba y traía a Santiago a niños con talento artístico de todo el país para darles educación básica, media y en las artes, un proyecto educativo estatal copiado después en otros países. Cientos de artistas chilenos de todas las disciplinas se formaron en esta escuela.

Al enterarse del golpe, los estudiantes resolvieron en una asamblea defender el gobierno del presidente Salvador Allende. Para resistir, sólo tenían sus pinceles, instrumentos musicales y útiles escolares. Reyes logró disuadirlos de su heroica locura y salvó sus vidas. Minutos después llegó el ejército con blindados y los soldados allanaron la escuela e interrogaron a Reyes.

Despedido por la dictadura, Reyes partió en 1978 al exilio en México, donde fue acogido en la Academia de San Carlos de la Universidad Nacional Autónoma de México. Su última estación fue Toronto. En su taller en esa ciudad se dedicó a la pintura hasta sus días finales, con su amor siempre dividido entre Chile, México y Canadá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de diciembre de 2007