Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:15ª jornada de Liga

"Se me ha hecho aburrido"

Aguirre ironiza con que esta vez sólo hubo un gol y cree que todos cayeron "en la locura"

Primera noticia: el Atlético no salía del Calderón con la portería a cero desde hace casi dos meses. La última vez fue el 21 de octubre, ante el Zaragoza (4-0). Segunda noticia: el Atlético es el tercero en la Liga, algo que, a estas alturas, no pasaba desde la temporada 1998-99, cuando los colchoneros alcanzaron la tercera plaza después de 17 jornadas. Tercera noticia: se acabó el vértigo europeo. Lo había dicho Aguirre con algo de miedo en el cuerpo el pasado sábado: "Es más difícil mantenerse que llegar a los puestos de la Champions. El año pasado nos pasó dos veces y sólo duramos una jornada". Pues, de momento, llevan dos y están a un punto del Barcelona. Cuarta y última noticia: por primera vez desde que llegó, el Kun Agüero se perderá un partido de Liga.

"Cuando veo las cosas en la pantalla, me da vergüenza", confiesa el técnico

Agüero llevaba disputados, entre la campaña pasada y ésta, 53 encuentros, pero ayer fue expulsado por doble amarilla: una por simulación y otra por golpear el balón con la mano. La roja no podía haber llegado en peor momento, justo en la noche en que recibió el Premio Golden Boy, otorgado por el periódico italiano Tuttosport al mejor futbolista sub 21: se impuso a Messi, Cesc y Drenthe.

Los que no creen en la justicia divina o en la ley de la compensación se equivocan. El delantero argentino se perderá el choque contra el Recreativo, el equipo al que precisamente el curso pasado le había marcado con la mano. O, mejor dicho, con un guante negro. Aguirre aseguró que el club estudiaría las imágenes por televisión para recurrir las dos tarjetas.

El técnico mexicano, aun con el rostro marcado por la tensión, no se dejó llevar por el entusiasmo. "Vamos a esperar. Estamos en la jornada 15ª, así que faltan 23 todavía. Tenemos que ir paso a paso y con mesura", se sinceró antes de confesar que el partido contra el Getafe había sido otra auténtica locura. "Yo es que cuando veo las cosas en la pantalla hasta me da vergüenza", confesó con sinceridad.

Acostumbrado a hacer vibrar el Calderón con una avalancha de goles -21 en los últimos tres partidos de Liga antes del de anoche-, Aguirre dijo haberse aburrido un poco. "Ha habido mucha emoción, mucha intensidad, pero con un solo gol me ha parecido algo más aburrido. Pero, bueno, no siempre se puede ganar por 4-0. Más que goles, ha habido honor, físico, derroche y actitud", destacó diciendo que el vestuario se retiró conciente de haber derrotado a "un gran rival". Y es que en las últimas ocho jornadas el conjunto del mexicano y el del danés Michael Laudrup son los que más han puntuado. El Atlético se ha llevado 19 puntos. El Getafe, 16.

El entrenador rojiblanco cree que la actuación arbitral influyó. "A partir del penalti que se pitó y luego se rectificó, todos, y me incluyo, entramos en un estado de locura total con polémicas y discusiones. Se nos fue de la mano a todos y se nos olvidó jugar bien", matizó.

"No estoy enfadado, ni mucho menos", irrumpió Laudrup en la sala de prensa. "A veces, es difícil analizar las derrotas, pero de verdad que no puedo pedir más de mis jugadores. Han hecho un gran partido contra un equipo que ha disparado tres veces a portería en su campo", afirmó lamentando la falta de acierto de los suyos; "hemos tenido ocasiones claras. Mala suerte que las falláramos. Aun así, me marcho contento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de diciembre de 2007