Reportaje:

Sobran niñas, faltan gimnastas

Tras el fracaso en los Mundiales, la gimnasia femenina española renueva su cantera mientras crece la polémica sobre la edad mínima para que puedan competir al máximo nivel

La gimnasia femenina española no vive su mejor momento. Tras más de una década de éxitos que culminaron con la primera medalla olímpica en Atenas 2004, el equipo no se clasificó en los Mundiales para los próximos Juegos Olímpicos, donde sólo tendrá dos atletas. Es un pequeño fracaso que no se ve en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid, donde el seleccionador, Jesús Carballo, y su equipo han aprovechado el puente de la Constitución para echar un vistazo a las promesas de este deporte, a las gimnastas que lucharán por recuperar el prestigio perdido desde 2009. Son casi 40 niñas de entre 12 y 14 años de cinco comunidades autónomas: Madrid, Cataluña y Asturias, con larga tradición en este deporte; Baleares, un semillero desde que Elena Gómez ganara el primer oro mundial de España en la disciplina en 2002, y Andalucía. Han viajado a Madrid acompañadas por sus entrenadores porque la idea es que se lleven a sus gimnasios las técnicas que utiliza el equipo nacional, las tablas de preparación física y un montón de consejos. Algunas, como las catalanas del CAR de San Cugat, ya se entrenan como pequeñas atletas de élite, en sesiones de mañana y tarde que compaginan con los estudios. Muchas miran con envidia a las olímpicas que se ejercitan estos días a su lado y que viven concentradas de forma permanente en Madrid en un piso supervisado por un tutor a cinco minutos del gimnasio.

"Si queremos una gimnasia más adulta, hay que cambiar las reglas", dice Carballo
Para Nadia Comaneci, elevar el límite de edad perjudicará a los países pequeños

A pesar de la leyenda negra de la gimnasia, en la sala de entrenamientos no se ve sufrimiento ni se oyen gritos. En las tres horas que dura la sesión, las niñas van cambiando de aparato, tienen muchos tiempos muertos mientras se ejercitan sus compañeras y la parte más dura, la preparación física -muchos abdominales- apenas dura media hora. Tienen cuerpos de niñas, tal vez incluso más niñas de lo que son en realidad, pero se comportan como pequeños adultos. No alborotan, no juegan. "Es duro, pero como cualquier deporte de élite", se defiende una de las entrenadoras.

Si los planes del presidente de la Federación Internacional, el italiano Bruno Grandi, salen adelante, ninguna de ellas podrá competir en un gran torneo hasta que cumpla los 16 años. Esta limitación existe desde 1997, pero con una excepción: en los Mundiales del año anterior a unos Juegos Olímpicos pueden competir atletas de 15 años. La actual campeona del mundo, la estadounidense Shawn Johnson, tiene esa edad.

A Carballo no le preocupa la nueva prohibición. "Me parece bien que la gimnasia sea más adulta. Eso sí, habría que cambiar el código de puntuación porque el actual valora sobre todo la dificultad". Y la dificultad es más fácil para los cuerpos pequeños. "Lo que hay que conseguir es que las niñas se retiren más tarde, que no se quemen y eso exige otro modelo de competición", añade Alfredo Hueto, el descubridor de Gervasio Deferr.

Las gimnastas alcanzan su plenitud entre los 15 y 17 años, pero aprenden los trucos antes. Con la pubertad, que normalmente se retrasa de forma natural por el ejercicio físico, vienen los problemas. Nadia Comaneci, la primera gran niña-gimnasta, el primer 10,00 de la historia, creció 10 centímetros en un año y empezó a caerse de los aparatos. El centro de gravedad se eleva, los pies ya no caben en la barra, se pierde elasticidad...

Para el psicólogo José Carrascosa, que ha trabajado con futbolistas, ciclistas, yudocas, atletas y gimnastas, no es tan importante la edad en la que los niños empiezan a competir como los métodos que se empleen con ellos: "Tienen que estar adaptados". Y pone como ejemplo el fútbol 7. Igual que los niños-futbolistas juegan en campos más pequeños, las gimnastas más jóvenes compiten en aparatos a su medida y tienen prohibidas ciertas dificultades. Su colega Amador Cernuda, más de 20 años en el equipo nacional, subraya que la gimnasia no es diferente a otros deportes ni a actividades menos polémicas como el ballet, y que lo único necesario es una supervisión adecuada.

El debate está abierto y no se resolverá hasta 2009. Entre los que ya se han pronunciado está Comaneci, que tocó la gloria olímpica con sólo 14 años. Para la reina de Montreal 1976 la propuesta de Grandi sólo perjudicaría a los países pequeños: "Estados Unidos tiene tantas buenas gimnastas que Oklahoma puede competir contra Nebraska y sería una gran competición. Pero, ¿qué pasa con aquellos países donde apenas hay una decena de buenas gimnastas?", ha declarado a la revista International Gymnast. Lo que parece claro es que si las gimnastas fueran mujeres este deporte ganaría en elegancia y perdería espectacularidad. Como antes de Nadia, cuando era habitual encontrarse verdaderas mujeres en la alta competición, como Vera Caslavska.

Gimnastas de entre 12 y 14 años seleccionadas para una concentración con el equipo nacional, ayer en Madrid.
Gimnastas de entre 12 y 14 años seleccionadas para una concentración con el equipo nacional, ayer en Madrid.MANUEL ESCALERA

Los primeros éxitos de tres grandes estrellas

VERA CASLAVSKA

- Nació en Praga (Checoslovaquia) en 1942.

- Tenía 19 años en su primer Campeonato de Europa.

- Fue campeona olímpica en Tokio 1964 a los 22 y repitió en México 1968 a los 26.

- Se opuso a la invasión soviética de su país.

- Tiene 11 medallas olímpicas, siete de oro y cuatro de plata.

SHAWN JOHNSON

- Nació en 1992 en West Des Moines (EE UU).

- Se entrena desde los tres años.

- Es la actual campeona del mundo gracias a la excepción que permite competir a las gimnastas de 15 años en los Mundiales previos a los Juegos Olímpicos.

- En julio participó y ganó la prueba individual en los Juegos Panamericanos.

NADIA COMANECI

- Nació en Onesti (Rumania) en 1961.

- Empezó a entrenarse a los tres años.

- Participó en su primera prueba internacional con 10 años.

- Fue Campeona de Europa en 1975 a los 13 años y olímpica al año siguiente.

- Logró el primer 10,00, la perfección, de la historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50