Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Desconexión en seis versiones

Casas rurales para un fin de semana otoñal y familiar

Antiguos molinos, cálidos refugios con chimenea o casitas perdidas en la montaña. Alojamientos campestres que enganchan a primera vista.

1 El Cau dels Somnis

Culusmundus

(VALENCIA)

A una casa con este sobrenombre, Culusmundus, merecería la pena ir sólo por comprobar la veracidad del nombre. Y le viene que ni al pelo. En mitad de una aldea remota, perdida en el norte de la provincia de Valencia, en un entorno de montaña mediterránea de olivos, pinos y encinas, Culusmundus es un alojamiento tan original y con tanto carácter como su dueño. Paco Rozalén ha creado un excelente conjunto rural compuesto por dos casitas y cuatro apartamentos independientes, reconstruidos en un tiempo récord de tres meses, sobre una pura ruina en esta silente aldea de la montaña valenciana.

La relación profesional de Paco con el mundo de la arquitectura se nota en cada rincón de los alojamientos. La ruralidad de la piedra y la madera queda aliviada por soluciones arquitectónicas llenas de ingenio. Como la pasarela liviana de hierro y aluminio que da acceso a las viviendas superiores, la luz natural que entra en todos los cuartos de baño o el eclecticismo de la decoración. Una vivienda estratégica para conocer esa otra faceta de Valencia, alejada del tópico del sol y playa.

- Aldea de la Cuevarruz, 62. Alpuente (Valencia). Teléfono 648 26 75 67. Capacidad, de cuatro a seis personas por apartamento. Precio: 30 euros por persona; mínimo dos noches.

2 La Llar de Aitana

(ALICANTE)

La sierra de Aitana es una abrupta elevación de caliza que parte en dos la provincia de Alicante y compone un paisaje perfecto de montañas ocres, palmeras, olivos y algarrobos. En plena sierra, en un pueblo de esencias moriscas, Beatriz Bernabéu ha creado una casa deliciosa donde se demuestra que la decoración de un alojamiento rural no tiene por qué ceñirse a los manidos patrones del neorruralismo de revista. La transformación de la vieja casa familiar, en el centro de Alcoleja, en un alojamiento rural incluyó una sabia mezcla de retazos de tradición con guiños de modernidad.

Decoración franca y luminosa de paredes encaladas en el gran conjunto de espacios de la planta baja, la zona más confortable y más utilizada por los clientes de toda la casa, que agrupa una cocina de líneas modernas y funcionales con un comedor soleado por las grandes cristaleras del patio interior. Los toques de color se reservan para las colchas y los juegos de toallas de los baños, uno por alcoba, aunque algunos hay que reconocer un tanto justos de espacio.

- Carrer Nou, 17. Alcoleja (Alicante). Teléfonos 965 17 12 53 y 649 44 24 10. Capacidad, 14 plazas. Precio: de 800 a 900 euros por fin de semana.

3 La Casa del Abuelo Máximo

(SEGOVIA)

Pizarra de Bernardos, pino de Soria y mueble rústico de calidad. Con estos mimbres, y un gran amor por la vieja casa familiar en el centro de Bernardos, Santos Yagüe reconstruyó un viejo caserón hasta convertirlo en un alojamiento perfecto para grupos familiares. La vivienda está partida en dos casas independientes, ambas en planta alta; la baja es su vivienda particular. La casa grande cuenta con un fantástico y original salón, con toda la viguería de pino castellano al descubierto. Un gran volumen bajo el que se desarrolla la vida gracias también a un mobiliario cómodo, nuevo y de estilo neorrústico y a una ambientación sosegada en colores pastel y amarillo huevo. En torno al salón se distribuyen los tres dormitorios, todos con suelo de pino de Soria recuperado de antiguos vagones del tren. El apartamento anexo es coqueto, con aire acondicionado y forrado de pizarra de Bernardos; tiene un sofá cama y un gran dormitorio pintado de azul. Ideal para una pareja con uno o dos niños pequeños. Las dos casas tienen a su disposición un enorme patio trasero.

- Crucero, 27. Bernardos (Segovia). Teléfonos 921 56 61 08 y 696 02 85 35. Capacidad: seis personas, la grande, y tres, la otra. Precio: fin de semana, 390 euros y 170 euros, respectivamente.

4 Casa do Neto

(LUGO)

He aquí un alojamiento de los que enganchan a primera vista. Sólo con ver el delicioso jardín que lo envuelve, o la gran sala de juegos techada para días lluviosos (¡estamos en Galicia!), o la luz que entra a través de los grandes ventanales del salón de la casa pequeña. Porque, en realidad, Casa do Neto son dos casas independientes, de alquiler completo, cada una con su jardín privado. La grande cuenta con cinco habitaciones, todas con baño -alguno escaso de espacio, pero suficientes- y una cuidada decoración a base de colores primarios y mucha piedra.

La casa pequeña era la antigua bodega, en cuya planta alta, a nivel del jardín, está el delicioso salón-cocina-comedor de los ventanales. Los atardeceres frente a la chimenea de este salón panorámico se antojan memorables. Las tres alcobas de esta casa tienen algo menos de luz, porque ocupan una planta semisótano, pero compensan esa carencia con unos colores vivos y un mobiliario acogedor.

- Moreira, 4. Mato. Chantada (Lugo). Teléfono 629 41 41 56. Casa grande, 12 plazas; casa pequeña, 6. Precio: de 175 a 275 euros por día, según fechas y casa.

5 Molinos del Inglés y de la Flor

(MÁLAGA)

Si no le da mucha importancia a la privacidad porque lo que busca es una casa rural con mucho espacio, capacidad para grandes grupos y rodeada de zona verde privada y sin peligro para los niños, no busque más. Estos dos molinos contiguos en la Serranía de Ronda le irán que ni anillo al dedo. Los dormitorios están separados sólo por desniveles, cortinas o estores, en vez de por tabiques: un batiburrillo de camas y literas en disposición variada. A cambio tendrá enormes salones donde hacer reuniones familiares o comidas multitudinarias, una chimenea cónica rodeada por grandes bancadas de piedra donde pasar las horas muertas viendo el fuego, y un fabuloso entorno que incluye un río cristalino, una glorieta de pesca, una gigantesca mesa de obra en el jardín -ideal para banquetes familiares-, zonas verdes, casetas de madera en los árboles para los niños, y hasta unos hoyos de golf, palos y máquina de pelotas.

- Jimera de Líbar (Málaga). Teléfono 954 42 33 10. Capacidad total: 15 y 20 plazas, según molino. Precio: entre 275 y 320 euros, según la temporada y plazas.

6 Casas Cavas (

VALLADOLID)

Los almacenes y establos de una antigua explotación avícola de los años cincuenta fueron el escenario de esta rehabilitación modélica que ha convertido esta vieja granja en cinco casas independientes, alojamientos de calidad y originales, casi como casas de muñecas, en las que se fusionan colores atrevidos (lila, calabaza, fucsia...), mucha madera y mobiliario moderno, en contraste con la rusticidad de la piedra. Están situadas, además, estratégicamente en el centro de Castilla.

Cada vivienda tiene personalidad propia, aunque todas comparten un equipamiento de alta gama: cocinas integradas en armarios empotrados, colchones de látex, lencería de calidad, encimeras de madera en los baños, duchas de hidromasaje, Wi-Fi... Un moderno sistema conduce la luz natural a los baños, tengan o no comunicación directa con el exterior. Las cinco rodean un jardín con piscina. Aunque en estas fechas seguro que serán mucho más demandadas las chimeneas.

- La Cava, 24. Olmedo (Valladolid). Teléfonos 605 06 75 88 y 630 03 77 62. Capacidad total, de tres

a ocho plazas, según casa. Precio: de 123 a 378 euros por día, según capacidad y temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de noviembre de 2007