Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:DORMIR

'Chill out' con vistas alicantinas

AC ALICANTE, minimalismo comedido en un hotel amplio y luminoso

Dentro de lo que cabe, este AC Alicante se desmarca ligeramente del minimalismo seriado y funcional -aunque aburrido- que caracteriza a los hoteles de la cadena creada por Antonio Catalán. Parte de las habitaciones dan al mar, y parte, a una enorma plaza ajardinada donde algunos niños juegan por las tardes a la pelota.

Con el tiempo, el hotel quizás llegue a ser un referente en la ciudad. Hoy por hoy, el garaje constituye un buen reclamo sobre otros establecimientos. Un mostrador convencional, a la izquierda, recibe con pulcritud y mesura a quien desfila por todo lo largo del vestíbulo hacia la sala AC, un espacio subido de fluorescencias que comparten el salón de estar, la zona de lectura -con doble puesto de Internet- y una barra de licores, casi siempre desatendida. Tampoco recibe muchas atenciones el pequeño spa de la sexta planta, inadvertido, cuyo acceso ofrece la emoción del paso previo por una pasarela colgada sobre el vacío.

AC ALICANTE

Categoría oficial: cuatro estrellas. Dirección: avenida de Elche, 3. 03008 Alicante. Teléfono: 965 12 01 78. Fax: 965 13 53 60. Central de reservas: 902 29 22 93. Internet: www.ac-hotels.com. Instalaciones: garaje, piscina, gimnasio, sauna, centro de salud. Habitaciones: 178 dobles, 9 'suites'; todas con calefacción, aire acondicionado, teléfono, televisión vía satélite, videojuegos, minibar gratuito, secador de pelo, carta de almohadas, habitaciones para no fumadores. Precios: temporada alta, 115 euros + 7% IVA; temporada baja, 65 euros + 7% IVA; desayuno, 11 euros + 7% IVA. Tarjetas de crédito: American Express, Diners Club, Eurocard, MasterCard, Visa, 6000.

Arquitectura ... 7

Decoración ... 7

Estado de conservación ... 8

Confortabilidad habitaciones ... 7

Aseos ... 6

Ambiente ... 7

Desayuno ... 6

Atención ... 6

Tranquilidad ... 4

Instalaciones ... 7

En la línea habitual de la cadena, los dormitorios brindan mucha luz, amplitud suficiente y una decoración lounge sin apenas innovaciones, pero más madura que aquella zen de los primeros días de AC. Su mayor defecto radica en la insuficiente insonorización del edificio: los ruidos de la calle y de las grúas, sirenas y vagonetas del puerto traspasan los cristales. Además, el sistema de cierre de las puertas provoca un temblor desagradable en las paredes.

Sin duda, lo mejor del hotel se localiza en la octava planta. La azotea, ambientada con bambúes y cubos translúcidos de colores, ofrece una panorámica única sobre los tejados de la ciudad, el castillo de Santa Bárbara y el tramo de litoral que va desde el faro de Santa Pola hasta el cabo Huertas. De noche, con la piscina encendida, el bar de copas puede convertirse -a poco que AC se lo proponga- en un chill out con vistas sin igual en todo Alicante.

ALREDEDORES

La Explanada de España centra la vida social de Alicante, con tiendas y restaurantes; junto a la animación nocturna de la marina y el complejo de ocio Panoramis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de julio de 2007

Más información