Guillermo de Windsor accede a la herencia de su madre, la princesa Diana

Al príncipe Guillermo le espera un buen regalo de cumpleaños. El segundo en la línea sucesoria a la corona británica cumple 25 años el próximo jueves y podrá, por primera vez, hacer uso de parte de la herencia que le dejó su madre, Diana, princesa de Gales.

Más información

En su testamento, de 1993, Lady Di repartió su fortuna personal a partes iguales entre sus dos hijos, Guillermo y Enrique, a las que tendrían acceso al cumplir los 25. El testamento se revisó tras su repentina muerte en París, en agosto de 1997, limitando el acceso únicamente a los beneficios del capital de la herencia. Aún y así es un pellizco sabroso. De acuerdo con expertos financieros consultados por el diario The Daily Telegraph, Guillermo podrá ahora disfrutar de unos 430.000 euros adicionales al año provenientes de la herencia de su madre. Diana dejó un patrimonio valorado en cerca de 19 millones de euros que, en estos últimos 10 años, ha podido revalorizarse hasta los 34 millones. Entre la fortuna están los 25 millones de euros del acuerdo de divorcio con el príncipe Carlos, acciones en bolsa, joyas, vestidos y otros recuerdos personales.

El hijo mayor de los príncipes de Gales tiene sustanciales recursos propios: su sueldo como oficial del Ejército, en torno a los 30.000 euros al año, más los estimados tres millones que heredó de su bisabuela, Isabel, la reina madre, además de la paga que habitualmente le da su padre. Pero Guillermo tiene otras prioridades más urgentes que el dinero. Estos días está centrado en recordar las "extraordinarias" hazañas de su madre con un gran festival de música y baile, previsto en Londres el próximo 1 de julio.

Elton John, Bryan Ferry, Duran Duran, Lily Allen, Joss Stone y otros artistas homenajearán a la "princesa del pueblo", en el estadio Wembley, el mismo día que ella hubiera cumplido 46 años. Las localidades están agotadas pero los príncipes siguen haciendo campaña promocional del evento y, cosa rara en ellos, concediendo entrevistas a las televisiones. En una de ellas, para la cadena estadounidense NBC, Guillermo se queja del trato recibido, en vida, por su madre: "Alguien dijo que tenía celulitis o algo parecido. Como mujer en la escena pública, se esforzaba tan duro y era tan glamourosa, siempre en el gimnasio... Muchas veces teníamos que animarle y decirle que ella siempre era la mejor", recuerda el futuro rey.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción