Suramérica se une para que la FIFA no prohíba los partidos en altura

Las asociaciones que integran la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) aprobaron por unanimidad pedir a la FIFA la suspensión provisional de la prohibición de disputar encuentros oficiales en ciudades situadas a más de 2.500 metros de altura, lo que perjudica de forma especial a cuatro países de la región: Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú. El Comité Ejecutivo de la CSF se reunión hoy en los alrededores de Asunción para analizar, fundamentalmente, la decisión de la FIFA del 27 de mayo pasado, que impuso esa cota máxima para los partidos de las próximas eliminatorias suramericanas del Mundial de Suráfrica 2010.

Antes de la reunión, el presidente boliviano, Evo Morales, que lidera la campaña contra la medida, llegó a la sede de la CSF para pedir a su titular, Nicolás Leóz, la solidaridad del fútbol suramericano contra lo que calificó como una medida discriminatoria. Tras la reunión, Leoz destacó que "una vez más ha primado el sentido de solidaridad y comprensión entre todos los países" de la región. Leoz, el argentino Julio Grandona, y el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, miembros de la Ejecutiva de la FIFA, serán los encargados de intentar convencer al resto de los miembros del órgano rector del fútbol mundial los próximos 26 y 27 de junio en Zúrich.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50