El Tour pide a Riis que se aplique el veto que él impuso a Ivan Basso

Se acerca junio, se acerca el Tour (desde el 7 de julio, salida de Londres) y el ciclismo comienza a sentir con más intensidad la ley de la carrera francesa, que quiere contar con el poder discrecional de invitar o vetar a quien le plazca. Ayer, hubo invitación formal a tres equipos (el Astaná, de Kazajstán; el Agritubel, de Francia, y el Barloworld, de Suráfrica) e indicación de veto a una persona, extensible a más.

"Sería chocante que Bjarne Riis estuviera en el próximo Tour dirigiendo a su equipo como si nada hubiera pasado", dijo Christian Prudhomme, director de la carrera francesa respecto al ex ciclista danés, director del CSC, que la semana pasada confesó que ganó dopado el Tour de 1996. "Debería aplicarse a sí mismo la norma que le llevó el año pasado a eliminar a Basso del Tour". En 2006, Riis pidió a su líder, Ivan Basso, que no participara en el Tour ya que su nombre figuraba entre los implicados de la Operación Puerto.

Más información

Los tres equipos invitados ayer, liderados por, respectivamente, Vinokúrov, Juanmi Mercado y Félix Cárdenas, se unen a los 18 invitados por obligación ya que forman parte del ProTour, entre los que figuran tres españoles: Euskaltel, Saunier Duval y Caisse d'Épargne. Este último, el equipo de Óscar Pereiro, quien espera la descalificación de Floyd Landis por dopaje para ser proclamado ganador del Tour 2006, está sufriendo la presión de la carrera francesa para que no alinee a su líder, Alejandro Valverde, quien tuvo como médico a Eufemiano Fuentes hasta 2004, cuando el canario era el médico oficial de su equipo, el Kelme. El último mensaje que ha recibido el director del Caisse d'Épargne, José Miguel Echávarri, de la dirección del Tour es el de que Valverde debe probar su inocencia interponiendo una demanda en defensa de su honor contra aquellos que publiquen que la Guardia Civil ha incluido su nombre en la lista de ciclistas implicados en la Operación Puerto.

Investigación del COI

Por otra parte, a raíz de las confesiones de dopaje de varios ex corredores del Telekom, el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció ayer la creación de una comisión de investigación sobre los posibles casos de dopaje en el ciclismo durante los Juegos Olímpicos. Aunque no cita nombres concretos, los intereses de la comisión, que presidirá Serguéi Bubka, se centrarán en Sydney 2000, donde tres corredores del Telekom -Jan Ullrich, Alexander Vinokúrov y Andreas Klöden- coparon el podio de la prueba de fondo en carretera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 30 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50