Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Siniestralidad laboral en la región

El 'dj' de Móstoles

David Marín falleció hace un mes al golpearle un tubo en la cabeza

David Marín, de 23 años, murió hace un mes al golpearle en la cabeza un tubo que se le había caído a un compañero durante el desmontaje de un concierto. El chico trabajaba para una subcontrata y cobraba a cinco euros la hora. Sus padres, José Ángel y Rosa, con la tragedia muy reciente, han tenido que meterse en abogados. "Es como una pesadilla, seguimos de baja laboral y todos los días hay algún trámite que hacer que nos lo hace revivir todo", cuenta este matrimonio, que vive en Móstoles.

David era técnico de sonido y había trabajado en varias series de televisión en Antena 3 y Telecinco. Pero una de las series en las que estaba empleado no tuvo audiencia y David se quedó en el paro. "Por eso se puso a buscar otro curro, para sacarse algo dinero y poder algún día irse de casa y vivir de alquiler", cuenta su hermana Esther.

En los últimos meses David había trabajado en los conciertos de Il Divo y en el de Guns N? Roses.

A él también le gustaba la música, pero estilo drum and bass y, sobre todo, pinchar. "No era profesional, pero sí que había sido dj en alguna fiesta", explican sus familiares. Como nombre de guerra tenía El Marín.

David tenía una novia, Leena, que vive en Mallorca y con la que se comunicaba con la webcam del ordenador. Ella y la familia del chico sólo tiene palabras de consuelo para el otro chaval al que se le cayó el tubo que mató a David. No saben quién es. "Nos dijeron que nada más producirse el accidente desapareció. Es un crío, como lo era David, él no tiene la culpa", concluyeron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2006