Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO | Euroliga

El Madrid impone la teoría del caos

Siguiendo al dedillo la montaña rusa en que se mueve, el Madrid vapuleó al Climamio de Bolonia y apunta maneras en su pugna por Europa. Líder de un grupo correoso, con el pase a la siguiente ronda a mano, atrás queda la desidia que indignó el anterior fin de semana a Boza Maljkovic en Gran Canaria.

Anoche, el campeón español, que es su peor enemigo, que alterna las victorias con las derrotas, la épica con los chascos, se llevó la partida -y quién sabe si el la diferencia de puntos- por la vía fácil: con Bullock y Rakocevic tirando del carro. Entre el serbio y el estadounidense anotaron casi la mitad de los puntos logrados por los madridistas, que brindaron a Fernando Martín la primera victoria de su presidencia.

REAL MADRID 92 - CLIMAMIO BOLONIA 76

Real Madrid: Fisher (0), Sonko (0), Bullock (23), Hervelle (7), Reyes (9) -cinco inicial-; Rakocevic (22), Hamilton (3), Tomas (11), Scales (6) y Hernández-Sonseca (6).

Climamio Bolonia: Garris (13), Green (0), Mancinelli (3), Bagaric (19), Lorbek (4); Becirovic (7), Watson (19), Belinelli (7), Ress (4) y Diawara (0).

Árbitros: Sudek (Eslq.), Zavlanos (Gre.) y Lefwerth (Sue.). Excluyeron por personales a Lorbek (m. 28), Watson (m. 33), Reyes (m. 37), Tomas (m. 38) y Hervelle (m.40).

8.500 espectadores en el Palacio Vistalegre.

Y eso que el quinteto inicial se antojó raro, raro; con Fisher, Sonko y Bullock, tres tipos bajitos que se manejan delineando las jugadas. El experimento no cuajó. Fue un desastre, y la puerta por la que el Climamio volcó sus ofensivas. Erre que erre, persistente en el juego interior, a los cuatro minutos mandaba 0-8 en el marcador. Los puntos caían como fruta madura. Con el Madrid en trance, con un Fisher desastroso -disputó 4m 30s y gracias- , Bagaric encestó 10 puntos haciendo gala de sus 2,16 m.

Maljkovic contrarrestó la marejada reemplazando al base de la universidad de San Luis por Rakocevic. Acertó de lleno. El escolta abanderó con siete asistencias la reacción del Madrid, que acortó a dos puntos (39-41) la ventaja de la escuadra de Jasmin Repesa antes del descanso. Bullock irrumpió en escena entonces, imponiendo su muñeca para desespero de Travis Watson, que sólo falló dos de sus 14 tiros al aro. Alex Scales, el otro remiendo nuevo de la plantilla madrileña, se presentó en sociedad desde la línea de triples, con una efectividad del 50%. Por ahí -12 de 29 lanzamientos de tres- abrió brecha el cuadro belicoso de Maljkovic, que al final se dio un festín. Un triunfo que entra dentro de la lógica del Madrid, que la última vez que ganó tres partidos consecutivos fue en noviembre. Después, entre diciembre y la cuesta de enero perdió cuatro. La teoría del caos hecha baloncesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de marzo de 2006