Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANIMACIÓN

Jobs vende Pixar a Disney, pero seguirá mandando en la producción de cine

Steve Jobs, que hace 20 años compró Pixar a George Lucas por 10 millones de dólares, la semana pasada la vendió a Disney por 7.400 millones.

Jobs, director general de Apple y Pixar, y primer accionista de Pixar con el 50,6%, se sentará en el Consejo de Administración de Disney.

Su hombre-milagro, John Lasseter, supervisará todas las películas que salgan de los dos estudios de animación. Y el presidente de Pixar, Edwin Catmull, llevará la parte financiera de Disney. En estas circunstancias no parece que el ratón Mickey Mouse se haya comido al pececillo Nemo o, en cualquier caso, lo paga como angulas.

La situación de Disney en el sector de las películas de animación era difícil, con títulos que no funcionaban en la taquilla. Dreamworks o Pixar, sin embargo, habían conseguido repetidos éxitos con la animación por ordenador, éxitos de los que Disney había disfrutado económicamente mientras duró el contrato con Pixar para distribuir sus películas y realizar su merchandising. Disney confía en que Jobs -que ha hecho subir la acción de Apple de 7 a 74 dólares en tres años- también anime su cotización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de febrero de 2006