FÚTBOL | Copa del Rey

El Zamora llegó con el tiempo justo de saltar al campo

"Hemos llegado tan justos de tiempo para dar un poco de ventaja al Barça", bromeó el delantero Quini cuando la expedición del Zamora llegó al aeropuerto de El Prat a las 19.40, apenas dos horas antes de que empezara el partido del Camp Nou. El equipo castellano, de Segunda B, vivió un accidentado viaje por culpa de la niebla, que le impidió volar por la mañana desde Salamanca y le obligó a tomar un vuelo desde Valladolid hacia las 18.00 para llegar a Barcelona en una carrera contrarreloj para evitar la suspensión del choque.

"El desplazamiento no ha sido un modelo de virtudes", dijo el técnico, Rául González, en una entrevista que concedió desde el autocar que, escoltado por los Mossos d'Esquadra, condujo a la expedición hasta el estadio. González recordó que sus jugadores se habían levantado a las 6.00 para ir en autocar hasta Salamanca y tomar el avión que nunca despegó. Tuvieron que comer en un bar y no pudieron descansar en el hotel reservado en Barcelona ni visitar el Museo del Barça ni hacerse fotos en el Camp Nou.

"Vamos a olvidar esta mala experiencia y espero que el Barça no nos maltrate", dijo el presidente, José Maria Casas. El viaje de vuelta no se preveía mejor: avión hasta Madrid y otros 200 kilómetros por carretera hasta Zamora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50